La labor de la Prensa Cizalla en el proceso de reciclaje

por | 3 de marzo de 2011

Un paso determinante en el proceso de reciclaje es el momento en que la chatarra es transportada a la siderurgia para culminar con el proceso y ser convertida de nuevo en materias primas que se utilizarán en futuros procesos de producción, evitando así el exceso de consumo en cuanto a materiales vírgenes se refiere. Para que esta chatarra pueda ser trasladada eficientemente a las instalaciones de las fundiciones, una maquina conocida como Prensa Cizalla juega un papel primordial.

Miguel Fernández, encargado de la chatarrería mayorista ubicada en El Puig (Valencia) José Jareño S.A., explica que  “la maquinaria se encarga de recopilar la chatarra de menos calidad y más floja que por lo general tiene mucho más volumen que peso, transformándola para reducir su volumen y que éste suponga un mayor peso. De manera que se puede transportar la chatarra más fácilmente y optimizar la carga de los camiones”.

El proceso, según detalla Fernández, consta de dos sencillos pasos: se introduce la chatarra con mayor volumen y previamente clasificada, según las necesidades del cliente y también según las características del propio material, en el depósito de la Prensa Cizalla con la ayuda de una grúa denominada “Pulpo”, donde es empujada y troceada, obteniendo virutas de chatarra mucho más pequeñas que los trozos depositados inicialmente.

“Con la chatarra pesada no completarías la carga de un camión, en cambio con la chatarra ya prensada sí que puedes aprovechar al máximo el espacio disponible para su transporte. Ese material ya se puede llevar a la fundición, donde va directamente a los hornos, se funde y se generan los nuevos materiales que podrán volver a ser empleados como materias primas”, apunta Fernández.