La depilación femenina

por | 23 de febrero de 2011

Desde el antiguo Egipto las mujeres se depilan, se maquillan y se preocupan por todos los aspectos de su imagen. Si por aquel entonces ya era importante la depilación femenina en el siglo XXI es impensable ver a una mujer con pelos en las piernas o en las axilas.

La depilación se ha convertido en algo que forma parte de nuestra rutina diaria y que la mayoría de las veces lo hacemos sin pensar.

Todos conocemos los métodos más clásicos y utilizados para depilarse como la cuchilla, la crema o la cera. Cada uno con sus pros y sus contras; la rapidez de la cuchilla, la facilidad de la crema y los resultados de la cera, si pudiéramos juntar esas características… ¡haríamos un método de depilación femenina fantástico!

Haciendo un poco de investigación he encontrado algunos artículos de internet que hablaban de una técnica de depilación antigua que había vuelto a la práctica que consiste en extraer el vello de la raíz utilizando un hilo de algodón. Completamente descabellado.

Teniendo métodos como la depilación láser o con luz pulsada intensa, ¿por qué sufrir el suplicio de meterse un hilo por los poros de la piel y que a los pocos días te haya vuelto a crecer el pelo? Hoy en día sin duda la crème de la crème de la depilación es la depilación láser. Es una técnica eficaz en lo que a resultados se refiere, rápida e indolora, pero indolora de verdad, no del tipo indolora con anestesia.

La depilación láser está indicada para mujeres que quieren lucir una piel suave y sin vello todo el año. Esta técnica estaba reservada para unas cuantas privilegiadas que podían permitirse los tratamientos de salón de belleza.

Finalmente se ha hecho justicia y se han inventado las máquinas de depilación láser casera que todas podemos utilizar y que no cuestan ni una décima parte de lo que vale el tratamiento completo en el centro de belleza.

Está claro que con esta cruz que llevamos encima que es el pelo del cuerpo, no se pueden esperar milagros como que el pelo se me va a caer nada más ponerle el láser como si estuviéramos hablando de la espada de Darth Vader, en la depilación femenina como en la vida, hay que tener paciencia. Con el láser los resultados se hacen visibles a partir del segundo mes. Esto varía según el ciclo de crecimiento del vello de cada persona, que normalmente se prolonga entre uno y dos años.

Aunque tengamos que pasar por este sufrimiento que es la depilación femenina, por lo menos lo podemos hacer con gusto, sin dolor, y con buenos resultados gracias a los avances de la técnica.

Acerca del autor
Elisa Golpe es el editor jefe de Shytobuy.com.es, una tienda principal en l?a para tu salud sexual, f?ca y tu cuidado personal.