¿Implantes nuevos en 10 años?

por | 13 de diciembre de 2010

¿Quienes se han sometido a una cirugía de mamas necesitarán reemplazar sus implantes cada cierto periodo?

Uno de los mitos que circulan respecto a la cirugía de mamas es que los implantes tienen que cambiarse cada 10 años. Esto tiene una respuesta muy sencilla: no es cierto, aunque sí hay algunas ocasiones en las que podría necesitarse un cambio.

La tasa de ruptura de los implantes de mamas en la actualidad es de 1% anual. Así que el riesgo es pequeño al principio, pero aumenta con el paso del tiempo. Si eres una mujer joven, cuando tengas un aumento de mamas tendrás la posibilidad de ruptura si decides aumentar tus mamas aún más. Por desgracia no podemos predecir cuándo y cómo sucederá esto. Puede suceder después de 5 años, de 20 años o nunca.
Otra razón es que a medida que envejezcas, tengas hijos, des el pecho, aumentes o bajes de peso, la piel pierde elasticidad. Entonces, después de la lactancia materna puedes observar una disminución en el volumen de tejido de la mamas. Pero esto no significa que los implantes estén rotos. Si la piel no se contrae lo suficiente, tus mamas pueden parecer desinfladas.
Además, los ligamentos que soportan el peso de los senos puede que se estiren y se debiliten. Esto causa la flacidez del pecho. Los cirujanos plásticos llaman a esto laptosis, pero esto puede suceder tengas o no tengas implantes de mamas.

Los implantes añaden peso a la mama y aceleran el estiramiento de la piel hasta cierto punto, especialmente los implantes más grandes.

Cuando la condición de los tejidos se deteriora, la forma de tus senos también. Con un implante de mamas, los tejidos pueden irse más abajo del lugar donde estaban inicialmente, lo que causa una deformidad. Si no estás contenta con este aspecto de tus mamas, puedes someterte a una mastopexia o levantamiento de mamas. Si has tenido implantes de mamas por más de cinco años, no sería razonable querer que aumenten más tus senos. Si los implantes son irrompibles, no es necesario que los cambies.

Un caso que debemos comentar es la contractura capsular, que ocurre cuando la cápsula de la cicatriz alrededor del implante de mama se aprieta. Esto no es blanco o negro, es gris. Posiblemente tengas una contractura capsular muy suave, en la que el implante es más notable pero la mama se ve muy bien y probablemente no desees ninguna cirugía más, pero si el problema avanza, la forma de tus senos puede distorsionarse. En la contractura capsular severa, la tensión es muy incómoda y en este caso necesitas una nueva cirugía.

Antes de decidir someterte a una de estas cirugías plásticas, checa todo los puntos anteriores con tu médico, ya que quizá podría serte muy molesto tener que someterte a una cirugía de revisión.

Por último recuerda que cuando se toman buenas decisiones sobre el tamaño del implante mamario y las técnicas adecuadas siempre hay un gran resultado de longevidad máxima.

Con información de: http://www.infoplasticsurgery.com/