Delicia, dilecto, dildo: muchas palabras para muchas experiencias

por | 13 de junio de 2014

Aunque descripciones tradicionales o académicas se refieren al dildo como “un elemento que hace las veces de substituto del miembro masculino para la penetración vaginal”, su nombre tiene que ver muy probablemente con un término de origen italiano que hace alusión a la delicia.

Directo para la sex – trivia

Esta delicia o “diletto” que probablemente se identificó así allá por el siglo dieciséis, es algo que se sabe ya era bien usado por los griegos (y las griegas), donde las solteras se complacían con un su falo de madera, abundantemente lubricado con el producto de las olivas exprimidas.
Otros apuntan a Oriente, y dicen que los asiáticos tenían entre sus juguetes sexuales (de hace más de 1000 años atrás), dildos hechos con excremento seco de camello al que recubrían con una especie de resina resistente. Por todo esto, el dildo es entonces un viejo compañero de la humanidad según la historia, siendo empleado en diversas culturas con iguales usos y diferentes confecciones.

Tuvieron su rol declaradamente “satisfactor” a fines del siglo XIX y principios del siglo XX, cuando distintos especialistas en medicina los comenzaron a utilizar como parte del tratamiento para la solución de lo que se llamaba “histeria femenina”.  Especialmente pensados como dildos vibradores, para reducir tensiones, siendo en realidad la generación de emociones mediante el placer o más acabadamente el orgasmo.

Autosatisfactorio – Multisatisfactorio

Hoy los dildos (que en nuestro sexshop tenemos decenas de modelos y accesorios) son una herramienta de satisfacción aceptadísima por el alto nivel de placer que aportan, por ser tan amigables con el cuerpo y el erotismo. Además pueden ser complementados con geles y lubricantes, los que elevan el fuego y la pasión a niveles que no conoces.

Estos lubricantes íntimos también puedes conseguirlos en kit con dildos con arneses y otros utensilios de placer alucinantes. Estos arneses con dildo, son ideales para el uso vaginal o anal. De fácil ajuste a casi cualquier talla gracias a poderosas cintas de sujeción, incluyen anillas del tipo O-Rings para mantener dildos de distintos tamaños.

Es tan grande la cantidad de opciones, que sólo dos cosas nos limitan poder decirte de todas ellas aquí: tu tiempo, y las ganas de imaginarte que tengas de qué elegir y cómo usarlo.  Ten presente que como siempre nos distingue cómo  te asesoramos, con profesionalidad y discreción, como ya lo hicimos con cientos de nuestras y nuestros clientes, quienes nos eligen y lo vuelven a hacer para comprar su vibradores

Tú también puedes hacerlo, aprovechando la comodidad de comunicarte con nosotros desde la web, vía telefónica o mensajería instantánea. Nos preguntas, te asesoramos, eliges el producto que deseas con un par de clicks, y lo enviamos preservando tu intimidad sin determinar detalle del contenido ni marca o nombre del remitente en el envío o su paquete.

Simplemente, ingresas a nuestra tienda erótica y hallarás las formas de contactarnos para que tú también tengas el placer al alcance de un par de clics.