Cuentas online. Comodidad y seguridad

por | 20 de junio de 2011

Nos guste o no, hoy en día es prácticamente de obligado cumplimiento tener una cuenta corriente. Aunque no queramos tener relación con los bancos y prefiramos tener nuestro dinero debajo del colchón, para realizar muchos pagos (como los de la luz, agua, seguros de diverso tipo…) se necesita una cuenta donde domiciliar el recibo respectivo. También existe la opción de ir al banco y hacer el pago pero es muy costoso y con el ritmo diario no andamos sobrado de dinero. Por otra parte, nuestra nómina también nos la harán a través del banco, aunque solo sea por la comodidad de todos.

Y siguiendo este último punto, por comodidad, actualmente cada vez más gente gestiona su dinero a través de cuentas online. Mediante el ordenador de casa, el de la oficina o desde un Smartphone, podemos realizar transferencias, recargas del teléfono y otras múltiples operaciones, sin necesidad de ir a la oficina bancaria, saltándonos las colas y sus horarios cada vez más restrictivos.

Las cuentas online nos dan más libertad, nos ahorran tiempo y, normalmente, también dinero ya que es habitual que los bancos para potenciarlas nos den mejores intereses o beneficios de otro tipo.

Quizás al principio podamos tener dudas o miedo pero con un poco de interés en seguida nos familiarizaremos con el panel de control y nos daremos cuenta de que son igual de seguras que las de toda la vida. Solo tenemos que ir a nuestra oficina bancaria habitual y preguntar por las cuentas online que ofrezcan. Seguro que no se arrepentirán.