Corto viaje a las aguas termales

por | 16 de diciembre de 2011

No hace mucho tiempo atrás decidí emprender un rápido viaje de fin de semana junto a mi novia y una pareja de amigos para distendernos y olvidarnos al menos durante tres días de lo dura que puede ser la rutina del trabajo y el estudio.

Como disponíamos de muy poco tiempo para organizar el viaje decidimos pedir consejo a nuestros seres queridos y grupos de amigos y luego de analizar todas las alternativas decidimos, por primera vez, visitar lo que en Argentina se conoce como termas y en el resto del mundo como balnearios de aguas termales.

El clima no era del todo cálido dado que recién comenzaba el otoño, pero averiguando, llegamos a dar un con complejo que posee piscinas de aguas termales al aire libre, y en caso de hacer frío o que el tiempo fuera lluvioso, también brindaba la posibilidad de tomar baños termales en piscinas cubiertas.

Afortunadamente el clima fue espléndido y pudimos tomar los tan recomendados baños termales al aire libre. Al notarnos tan relajados al finalizar el primer día del fin de semana, nos sentimos verdaderamente asombrados por las capacidades que dicha agua poseía. Jamás hubiéramos imaginado que todo los que nos habían recomendado este corto viaje fuera tan cierto, y allí fue que averiguamos en el hotel cuáles eran las propiedades y beneficios de estas aguas termales.

Allí fue cuando nos enteramos que las aguas termales producen diversos efectos en el cuerpo y todo ello conlleva a un estado de relajación total como el que esperimentamos. Por un lado aumentan la temperatura coporal matando virus y bacterias. Ayudan a la oxigenación del cuerpo, produciendo así efectos positivos en la digestión. Pero lo más interesante de todo fue saber que los baños seguidos en aguas termales sirven como estímulo del sistema inmune, producen relajación mental, curan ciertas enfermedades de la piel y hasta regularizan el accionar de las glándulas.

La verdad es que hemos pasado un hermoso fin de semana y retomamos la segunda mitad del año con otras fuerzas. Seguramente repitamos el viaje, e incluso pasemos algunos días mas en uno de estos hermosos complejos de aguas termales, la próxima vez que decidamos salir en grupo. Fue una excelente experiencia para mejorar la calidad de vida.