Cómo rentar una oficina para retail o espacio industrial

por | 15 de enero de 2011

Cuando tienes un negocio, lo primero que debes hacer es anticipar tus necesidades y entre las primeras estará la necesidad de una oficina, para mostrar una buena imagen corporativa.

Una vez que tienes un negocio, lo que debes hacer es comenzar una lista de tus necesidades y entre las primeras estará la búsqueda de la renta de una oficina.

Puedes empezar por determinar la cantidad de espacio que necesitas para tu negocio, así irás eliminando las oficinas que no se adecúen a tus requerimientos. Fíjate en cuántas habitaciones necesitas, cuántos escritorios e incluso cómo vas a vender los productos. Si ya rentas una oficina quizá necesites más espacio, en este caso, tienes que evaluar cuánto más necesitas. No te molestes en buscar oficinas más grandes de lo que necesitas, puede traerte costos innecesarios.

Decide qué tipo de acuerdo te es conveniente, es decir, si buscas un contrato de renta anual o quieres un contrato de renta mes por mes, etc. Si apenas comienzas tu negocio, es posible que no quieras hacer ningún compromiso a largo plazo, entonces toma en cuenta que a veces los propietarios de oficinas en renta están dispuestos a negociar.

Elige muy bien la ubicación. Si tienes una tienda o negocio de oficina en el que deseas exponer tu mercancía, por ejemplo una joyería, una tienda de ropa o de arreglos florales, tienes que escoger un local adicional donde la gente pueda entrar y conocer tus productos. Los circuitos comerciales pueden serte muy útiles en este aspecto porque ya tienen trazado el tráfico peatonal y además podrás reducir tus costos de publicidad. Para encontrar un espacio en renta puedes visitar algún centro comercial y ver si hay algún anuncio sobre la renta de un local.

Revisa los periódicos locales, tal vez ahí puedas encontrar una oficina en renta. Debes llamar al propietario para obtener más detalles o dar un paseo por la propiedad para saber en qué estado se encuentra. Si hay que hacer cambios por parte del propietario, esto debe especificarse claramente en el contrato.

Puedes recurrir a una oficina de bienes raíces. Además de dedicarse a la venta de casas, los agentes inmobiliarios también tienen un listado de casas y edificios en alquiler; hazles saber lo que buscas. Asimismo podrán ayudarte en la negociación de tu contrato de renta de oficinas.