Como Encontrar Un Nicho De Mercado Rentable I

por | 4 de mayo de 2010

En los negocios por Internet el punto quizá más importante es encontrar un nicho de mercado rentable. Si no acertamos con él, ya puede ser maravilloso todo el trabajo posterior, que difícilmente culminará con éxito el emprendimiento. Y descubrir el nuestro es fácil siguiendo unas sencillas pautas.

Digamos que nicho de mercado es un grupo de personas que tienen necesidades específicas que cubrir, y buscan como hacerlo, con lo cual, en la medida que sea, tienen posibilidades económicas para satisfacerlas, para comprar. Dicho de otra manera, y es sobre lo que enfocaremos el negocio, es un grupo de personas que tienen un problema o deseo, y nosotros les ofreceremos la solución. Los típicos ejemplos: Gente que quiere adelgazar, que quiere trabajar desde casa, que quiere aprender a cocinar, a bailar, que quiere saber como invertir en bolsa, como educar a sus hijos, como nutrirse de una manera más sana, etc. Y después vendrían los subnichos, o sea, más específicos dentro del nicho, pero eso ya lo trataremos más adelante.

La pieza clave para encontrar un nicho de mercado es que debe apasionarnos. Si no disfrutamos con lo que hacemos, antes o después, y aunque ganemos dinero, acabaremos como estábamos antes, hastiados y desmotivados, se convertirá en un trabajo como el que dejamos o queremos dejar, en una pesada carga. No habrá valido la pena hacer el cambio.

No importa si creemos que no somos expertos en ningún tema, tranquilos, eso vendrá luego. La mayoría de personas cuando empiezan en el marketing online, no son expertos en los mercados que inician. Ahora bastará con que nos enfoquemos en cosas que nos gusten, y podemos hacerlo siguiendo estos modelos:  En nuestras aficiones, en lo que habitualmente miramos en Internet, en el tipo de programas o revistas que vemos, en deportes que practiquemos, si disfrutamos con nuestros hijos, si nos gusta viajar, si nos gusta la música, si nos gusta la cocina, si tenemos conocimientos académicos especiales, algo que nos haga sentir bien, si realizamos actividades sociales, si pertenecemos a algún club o asociación, si nos gustan las mascotas, si hacemos colecciones, cosas que hacemos para no aburrirnos, cosas que nos hubiese gustado hacer, en fin, hay infinidad de opciones. Ahora mismo estás mirando un artículo sobre negocios por Internet, será porque te interesa. Podemos encontrar muchos nichos de mercado sobre temas que nos apasionen, solo con proponérnoslo. Debemos dedicar todo el tiempo que sea necesario, es muy importante definir los nichos de mercado potenciales para nosotros. Como ya hemos dicho, si no acertamos, todo lo demás no servirá de nada.

Segundo paso. Al tener identificados varios nichos, preferiblemente no menos de tres, debemos investigarlos para poder escoger el que mejor se adapte a nosotros. Entre los profanos existe la creencia de que cuanta más gente vea una página, mejor. Sin embargo, cuando se trata de marketing por Internet, lo primordial es que las personas que visiten nuestra página, estén interesadas en el tema sobre lo que vendamos, lo que se llama tráfico segmentado. De este modo, tendremos muchísimas más posibilidades de que nos compren, y no perderemos tiempo y dinero en gente a la que nuestra oferta no le importa. Priorizar la calidad antes que la cantidad, y posteriormente, claro, intentar aumentarla. Y por eso se debe centrar la investigación hacia ese público objetivo favorable.

Para ello están las palabras clave, el “Sancta Sanctórum” de los negocios online. Son palabras relevantes con el nicho de mercado escogido. Con ellas es con las que los internautas buscan sobre un tema por Internet. Son las palabras que ponen en el navegador para buscar soluciones a sus problemas. Por ejemplo, si estamos buscando negocios que tengan que ver con vender por Internet  trabajando con ordenador desde nuestra casa, las palabras clave serían: trabajar desde casa, trabajo por Internet, negocios online, negocios por Internet, etc., y todas sus posibles variaciones, trabajo, trabajar, desde, por, singular, plural, etc. Todas las palabras y variaciones que se nos ocurran.

Si hacemos frases compuestas siempre podremos ceñirnos mucho más sobre nuestro tema. Es fácil de comprender: Si queremos ver coches de segunda mano, y ponemos en el navegador “automóviles”, nos saldrán millones de resultados, pero para encontrar gente que venda coches de segunda mano, tendremos que buscar durante horas. Si ponemos “coches de segunda mano”, todos los que salgan estarán relacionados con lo que buscamos, aunque haya muchas más palabras clave para utilizar como “coches de ocasión”, “automóviles usados”, etc. Esto es lo que nos interesa, que estas palabras sean las que utilicen las personas que busquen información específica sobre nuestro futuro negocio.

Una vez comprendido esto, tenemos que seleccionar las que se adapten a nuestro nicho. El secreto, como casi todo en Internet, está en pensar en lo que pondría una persona para indagar sobre la materia, no en lo que a nosotros nos gustaría. Ponerse en el lugar del otro, puesto que serán nuestros potenciales clientes los que van a teclear en su ordenador, no nosotros. Pueden ser muchas, no importa, hay que hacer el trabajo a conciencia para obtener los mejores resultados. Después podremos ir eliminando.

(Continuará)

Xavier Arriarán

http://www.trabajardesdecasa.xavierarriaran.com