Colonias cartaginesas, destinos turísticos

por | 15 de abril de 2011

Están casi enfrentadas en el mapa, separadas por una pequeña porción del Mediterráneo, y nos ofrecen dos tipos de turismo muy diferente, dando muestra de la diversidad que presenta España como destino turístico costero. Me refiero a la isla de Ibiza y a la Manga del Mar Menor.

La isla de Ibiza se caracteriza por su turismo joven. Antiguo paraíso hippie, todavía conserva la esencia de aquellos años en los que fue referente de un estilo de vida a nivel mundial. Se hace imprescindible para su visita realizar un alquiler de coches ibiza y recorrer despacio sus calas y los mercadillos donde comprar collares, pulseras y camisetas sesenteras. No olvides visitar las salinas, que siguen en explotación desde los tiempos de los cartagineses, los cuales denominaban la zona la “mina del oro blanco”. Todo ello combinado con una vida nocturna rica y viva si así se desea, con algunas de las discotecas más conocidas y concurridas de toda España.

Al otro lado del mar, en la península, tenemos la posibilidad de hacer turismo en la Manga del Mar Menor. Esta zona caracterizada por las aguas tranquilas del mar interior es perfecta para planificar un turismo familiar. Alcanzaremos la Manga por carretera, podremos realizar un alquiler de coches murcia desde el aeropuerto de San Javier o desde la estación del Carmen, en la propia capital murciana, y llegar a la zona. Una vez allí nos hayamos en un paraje único, rodeados por dos mares de playas poco profundas, y con la posibilidad de hacer multitud de excursiones de menos de un día: Mazarrón, el Cabo de Palos, o la propia Cartagena. Pues los cartagineses ya se dieron cuenta de las posibilidades de ambas costas, y no dudaron en fundar ciudades a ambos lados del mar. Las salinas en Ibiza, Cartago Nova en Murcia… ¿qué habría sucedido de vencer ellos en las guerras púnicas en lugar de los romanos? Nunca lo sabremos.