Camas ideales para cada ambiente

por | 21 de septiembre de 2010

Pocos muebles son tan personales y tan importantes como la cama. A menudo, agobiados por las obligaciones diarias, soñamos con nuestra cama, acostarnos, relajarnos, cerrar los ojos y descansar. La importancia de la cama en la vida diaria es crítica. Si no contamos con una cama cómoda y resistente, ya sea en el dormitorio o salón, no podremos descansar como nuestro cuerpo necesita. Pocas personas son consientes de los efectos devastadores de la falta de descanso en la salud, y la cama puede ser responsable de esta situación. Por eso, si cree que ya ha llegado el momento de regalarse a si mismo algo para disfrutar todos los días, y que verdaderamente cambiará su calidad de vida, actualmente es posible encontrar en el mercado un catálogo completo de camas para que elija la que más le convenga para su dormitorio, el estilo general de la decoración de su casa, y su propio gusto personal.

Existen gran cantidad de estilos de camas, realizados en distintos materiales y textiles, desde maderas laminadas, hasta herrería de estilo. Camas minimalistas de líneas rectas, o camas con dosel, para lograr un estilo más clásico, camas en todos los materiales y colores, y de gran variedad de tamaños, las posibilidades son enormes. Pero también es necesario pensar en el colchón. Si ha tomado la decisión de adquirir una nueva cama, es una buena idea cambiar de colchón también. Todos los colchones deberían cambiarse cada diez años, pues no existe material que resista sin alterar su forma durante más tiempo. Inevitablemente, cambios en la superficie y la densidad del colchón afectarán a su calidad, aunque esto resulte imperceptible a simple vista. Simplemente, las zonas críticas del colchón donde descansa el mayor peso tenderán a hundirse.

Comprar una cama es una inversión importante, no solo por el dinero, sino porque es una inversión que redundará en una mejora en su estado físico. Compare precios, pero no escatime, porque la cama es un mueble que por lo general nos acompañará durante mucho tiempo. Considere, asimismo, la practicidad en la limpieza y el mantenimiento que su nueva cama requerirá. Algunos muebles pueden ser muy vistosos, pero en el transcurso del tiempo resultarán problemáticos para mantenerse limpios, como es el caso de las camas con dosel. Elija materiales nobles, que resistan la limpieza con un simple paño embebido en agua jabonosa suave. Además, antes de elegir, considere el espacio del que dispondrá, no solo para instalarla, sino para entrarla en el dormitorio. A este respecto, camas que deban ser ensambladas pueden resolver de manera efectiva la existencia de aberturas pequeñas. Cambie su cama, y cambie su vida para mejor.