Balón intragástrico, un mal trago que merece la pena

por | 16 de mayo de 2010

El balón intragástrico consiste en ponerte por via endoscópica (es decir, te meten un tubo por la boca hasta el estómago, de ahí lo del mal trago) el balón y una vez esté en el estómago lo llenan con líquido fisiológico de color azul. Es así por 2 motivos:

  • si se rompe el balón intragástrico, el líquido fisiológico no dañará el estómago
  • se orina de color azul y se sabe que se ha roto o tiene alguna fuga

Sólo se pasa una noche en el hospital, al día siguiente te puedes ir a casa y hacer vida normal. Pero lo más probable es que los 5 primeros días el balón intragástrico te provoque vómitos.

El balón intragástrico se lleva durante 6 meses, mientras te van haciendo revisiones y te enseñan a comer, esto es muy importante. Como con el balón intragástrico siempre tienes sensación de saciedad, no tienes hambre, así que es el momento de empezar a comer mejor, alimentándote con los nutrientes necesarios.

El balón intragástrico ocupa la mitad de tu estómago, así que comerás la mitad o menos de lo que comías porque no te cabe nada más. Resultado: pierdes peso sin pasar hambre. Puedes perder unos 30 o 40 kilos con relativa rapidez.

Depende del sisito pero, más o menos, lo que he visto, con alguna promoción o descuento el balón intragástrico sale por unos 6.000 €, incluyendo la dieta y el seguimiento con endocrinos y médicos durante 1 año, 6 meses con el balón puesto y 6 meses después de quitártelo. Pide poder financiarlo, puede salir por unos 150 € al mes.