Aumento de glúteos con implantes

por | 23 de diciembre de 2010

Los implantes de glúteos o nalgas, como comúnmente se les llama, están rellenos de gel de silicona, uno de los materiales más usados en este tipo de cirugías.

Conocidas comúnmente como nalgas o pompas, los glúteos son una de las partes más atractivas del cuerpo humano, tal es así que la cirugía para aumentar el volumen glúteo va en ascenso entre los pacientes de las diferentes clínicas estéticas en el mundo.

Y es que no es solamente la moda por seguir a cantantes como Jennifer López o Beyonce, sino también los valores culturales impuestos por la sociedad en la que vive cada uno de los seres humanos, tal es el caso de Estados Unidos, un país donde aún la cirugía de aumento de mamas es la más pedida, sin embargo, la cirugía de glúteos, casi le pisa los talones.

Los implantes de silicona usados en la cirugía de glúteos son suaves y seguros, ya que no causan reacción alérgica, no son tóxicos, están esterilizados, no inducen enfermedades y se pueden quitar fácilmente. Estos implantes son utilizados por un amplio número de cirujanos plásticos en la operación de glúteos y, en algunos casos, para la reconstrucción de dicha zona o cuando existe un problema de asimetría entre ambas nalgas.

Los implantes se colocan en una bolsa formada por una incisión hecha entre las nalgas, para que produzca resultados más agradables y menos visibles.

La zona glútea es una de las más atractivas del cuerpo femenino, además de las mamas, así que darle un contorno suave y más curvo la hace más agradable a la vista. El aumento de volumen glúteo es la mejor forma de potenciar una buena figura. El resultado serán unas nalgas más firmes.

Con frecuencia, los pacientes que solicitan un aumento de glúteos tienen una sensación de tener nalgas planas o insuficiencia de volumen. Este procedimiento no es ideal para quienes tienen flacidez en la zona glútea, en estos casos será mejor realizar una cirugía de lifting de glúteos.

Las personas que acuden a una cirugía de glúteos deben preguntar al cirujano plástico cuál es el procedimiento para antes y después de la cirugía. Los pacientes deben evitar el tabaco, las bebidas alcohólicas, los esteroides y los medicamentos como naproxeno, los tés de hierbas, la vitamina E, los anticoagulantes, las aspirinas, el valium, drogas, metanfetaminas y píldoras de dieta así como anticonceptivas.

El aumento de glúteos es realizado bajo anestesia local o general, según la técnica a usar y el procedimiento a seguir. Es mejor que los pacientes permanezcan en cama por algunos días para evitar episodios de mucho dolor.

Cuando se usa anestesia general, se requiere una evaluación médica preoperatoria. La incisión se hace entre las nalgas y tiene una extensión de 2 a 3 pulgadas. Luego se mete el implante y se sutura. A veces se suele usar un vendaje para proporcionar compresión a las nalgas y para mantener los implantes en su lugar. Esto también será de gran ayuda para reducir el malestar y la inflamación después de la cirugía. Las suturas se retiran 7 o 10 días después.

El músculo glúteo es usado en diversas actividades físicas diarias, por ejemplo sentarse, correr, caminar, etc., eso puede provocar cierto dolor durante un mayor periodo y retardar la recuperación. Los medicamentos para el dolor prescritos por el cirujano plástico pueden ayudar mucho para estas molestias, pero aproximadamente después de 5-7 días el paciente estará apto para moverse, caminar y sentarse más cómodamente.

Actividades como hacer ejercicio, andar en bicicleta y correr generalmente se reanudan cuatro semanas después de la operación de glúteos. Tendrás unos cuantos moretones que se disolverán al cabo de cuatro semanas y el resultado final lo podrás ver al cabo de 6 a 8 meses. Después de eso, la zona glútea tendrá más plenitud y atraerá más miradas.