Aplicaciones de la informatica

por | 1 de diciembre de 2010

“¿Que son las aplicaciones informáticas?”: Son, aquellos programas que permiten la interacción entre usuario y computadora (comunicación), dando opción al usuario a elegir opciones y ejecutar acciones que el programa le ofrece. Existen innumerable número de tipos de aplicaciones.

Un aplicación, en final es un programa informático que permite a un usuario utilizar una computadora con un fin específico. Las aplicaciones son parte del software de una computadora, y suelen ejecutarse sobre el sistema operativo.

Una aplicación de software suele tener un único objetivo: navegar en la web, revisar correo, explorar el disco duro, editar textos, jugar (un juego es un tipo de aplicación), etc. Una aplicación que posee múltiples programas se considera un paquete.

Son ejemplos de aplicaciones Internet Explorer, Outlook, Word, Excel, WinAmp, Aplicaciones Oracle.

En general, una aplicación es un programa compilado, escrito en cualquier lenguaje de programación. Las aplicaciones pueden tener distintas licencias de distribución como ser freeware, shareware, trialware, etc. Las aplicaciones tienen algún tipo de interfaz, que puede ser una interfaz de texto o una interfaz gráfica (o ambas). También hay que destacar que la distinción entre aplicaciones y sistemas operativos muchas veces no es clara. De hecho, en algunos sistemas integrados no existe una clara distinción para el usuario entre el sistema y sus aplicaciones.

La diferencia entre los programas de aplicación y los de sistema estriba en que los de sistema suponen ayuda al usuario para relacionarse con el computador y hacer un uso más cómo del mismo, mientras los de aplicación son programas que cooperan con el usuario para la realización de las actividades mencionadas.

Dentro de los programas de aplicación, puede ser útil una distinción entre aplicaciones verticales, de finalidad específica para un tipo muy delimitado de usuarios (médicos, abogados, arquitectos…), y aplicaciones horizontales, de utilidad para una amplísima gama de usuarios de cualquier tipo.

Hay muchos campos de en los cuales se pueden encontrar ejemplos de aplicaciones informáticas.

En la educación. El papel de la computadora ha de definirse dentro de la metodología actual de la enseñanza. La computadora no puede ni debe sustituir al maestro en el desempeño de la función docente. En el uso de las nuevas tecnologías, el maestro asume la responsabilidad de poner a disposición del alumno las ventajas que éstas pueden proporcionarle dentro del programa de estudios. Los programas computacionales de aplicación didáctica, exceptuando los lenguajes de programación, y excluyendo también las aplicaciones propiamente informáticas como los procesadores de textos, las bases de datos, las hojas de cálculo, etc., son designados generalmente como programas educativos.

En el Comercio. La informática es algo más que ordenadores, bienvenido a la Tecnología. Equipos portátiles conectados vía Wifi, o a través de móvil, la oficina móvil, control del negocio con cámaras web. Un sinfín de utilidades que conviene conocer, por que se adaptan específicamente a cada negocio, y en muchos casos a precios asequibles.

Los adelantos tecnológicos logrados por la humanidad en materia de telemática y telecomunicaciones revolucionaron y cambiaron totalmente la concepción del comercio tangible y materializado a través del soporte de papel asegurado por sellos y firmas, surgiendo una nueva concepción de la expresión gráfica y escrita a través de la utilización de medios no tangibles. Nos encontramos ante un proceso novísimo de desmaterialización, en el sentido de sustituir el soporte tradicional del “papel”, más no de prescindir de lo material que algunos suelen confundir, pues sabemos que el mundo electrónico o digital no es uno totalmente intangible. La informática ha generado un sin numero de aportes a las ciencias Económicas y dentro de ellas al área de las finanzas.

En la ciencia. El uso de la informática como herramienta de ayuda a la medicina es una realidad en auge. Desde tiempos antiguos muchas de las actividades humanas se han basado en la repetición, a veces muy gravosa, de actos o cálculos y del mismo modo que se inventaron operaciones matemáticas básicas para simplificarlas, surgió la necesidad de mejorar las limitadas prestaciones que ofrece la mente del hombre para calcular, a medida que las diversas ciencias se hicieron más complejas.

Las actividades en las cuales el ordenador puede colaborar con el personal sanitario, son muchas y podrían agruparse en tareas técnicas, de formación, administrativas y de gestión. Su uso en la mayoría de instrumental médico moderno facilita el análisis de datos, ondas, imágenes etc. permite utilizar de forma sencilla y eficiente técnicas complejas, como son la monitorización, análisis electrocardiográfico, TAC, resonancia magnética. En los últimos años van añadiéndose nuevas aplicaciones informáticas a la medicina, como son las publicaciones electrónicas biomédicas, la telemedicina, impulsada por el auge de INTERNET y su World Wide Web y los registros informáticos de la historia clínica.