Un día de compras en Barcelona

por | 23 de noviembre de 2010

En Barcelona no hace falta elegir entre ir de compras o hacer turismo. Las tiendas forman parte de la ciudad, así que incluso en los rincones con más encanto, el viajero siempre tiene a su alcance establecimientos de toda la vida con decenios de solera, modernas tiendas de diseño y los escaparates de las marcas más exclusivas.

El principal eje comercial de la ciudad es el Barcelona Shopping Line, en el que se encuentran firmas internacionales de calidad; tiendas modernas con las últimas tendencias en moda y complementos o tiendas con precios aptos para los bolsillos más jóvenes. Los amantes de la moda están de enhorabuena, pues en las tiendas de los jóvenes diseñadores de Gracia se pueden encontrar prendas únicas a los mejores precios.

En diversos lugares de la ciudad también se han desarrollado otros ejes comerciales alrededor de los mercados municipales. Algunos de ellos representan toda una seña de identidad de la ciudad. En Las Ramblas encontramos el Mercat de la Boquería, el mercado más emblemático de toda Barcelona. Su edificio histórico, su situación y los puestos de venta lo convierten en un lugar de visita obligada para todos los turistas que llegan a Barcelona. El mercado de La Boquería sugiere a los barceloneses un recuerdo familiar, ligado a la historia de la ciudad, a sus tradiciones y a las fiestas populares. Este mercado es el mayor del país y en casi todos los puestos encontramos a representantes de la tercera o cuarta generación de la misma familia de comerciantes. La oferta es amplia y constituye todo un paraíso para los gourmets, que encuentran ahí los mejores vinos o las delicateses más exquisitas. Pero el mercado no es sólo un lugar de venta de productos alimentarios, en los últimos años se ha utilizado también como pasarela para desfiles de moda y como escenario para otros eventos.

Encontrar el regalo perfecto es muy sencillo en Barcelona. En las joyerías y relojerías de la ciudad es imposible no encontrar ese detalle especial tan deseado. Por su parte, los más pequeños pueden dejar volar la imaginación en las preciosas tiendas de juguetes que existen en la ciudad.

Una forma encantadora de encontrar establecimientos consiste en pasear sin rumbo fijo. Así, a cada paso es posible encontrar coquetos establecimientos que ofrecen los artículos más variopintos.

Es fácil llegar a Barcelona desde cualquier rincón del planeta gracias al aeropuerto internacional de El Prat. Además, la oferta hotelera en Barcelona es muy amplia y cuenta con todo lo necesario para que el viajero se sienta como en casa. Entre sus más de 300 establecimientos hoteleros el visitante puede encontrar  un hotel en Barcelona que mejor se ajuste a sus necesidades: hoteles tranquilos en zonas retiradas del centro; hoteles con encanto; establecimientos exclusivos con lo último en vanguardia y diseño…

Las reservas por Internet permiten beneficiarse de ahorros considerables. Las comisiones que antes recibían las agencias de viajes ahora se convierten en rebajas en el precio de la habitación. Además de la comodidad que supone realizar la reserva desde el propio hogar, los comentarios de otros clientes permiten hacerse una idea bastante aproximada de la calidad del servicio ofrecido por cada establecimiento.