Todos los detalles de una trenza francesa

por | 6 de octubre de 2015

Una trenza francesa es un tipo de peinado trenzado muy elegante y sofisticado, un poco más complejo y difícil de elaborar que las trenzas simples. El tipo de trenza de tres bahías más simple consiste en dividir, primeramente, todo el cabello en tres partes e irlas juntando simultáneamente cerca del cuero cabelludo.

Para hacer la trenza francesa, en cambio, se debe comenzar dividiendo el cabello en tres partes pequeñas cerca de la coronilla y luego trenzar en dirección a la nuca. A medida que la trenza va avanzando se va añadiendo gradualmente cabello de los lados hasta que se recoge toda la cabellera, por lo que el resultado final une todo el cabello en una trama tejida suavemente por encima del cuero cabelludo.

Si se quieren hacer más dos o más trenzas francesas, lo único que hay que hacer es dividir el cabello en dos o más partes separadas las unas de las otras y hacer una trenza independiente a cada parte. Es recomendable utilizar rizadores de pelo profesionales para conseguir un look adecuado y duradero.

La trenza francesa tiene una serie de ventajas prácticas que el estilo básico de trenza no tiene: nos permite sujetar el cabello del fleco y de la parte superior de la cabeza que no llega en la nuca y que normalmente no podemos recoger y reparte el peso y la tensión de la trenza por todo el cuero cabelludo. Sin embargo, hacerse uno mismo presenta una dificultad añadida para que las manos se elevarán desde detrás de la cabeza y el cabello queda enredado más fácilmente.

Para elaborar este peinado se debe empezar trenzando desde la corona de la cabeza y seguir por el resto de la cabellera. Con esta técnica se pueden elaborar diferentes tipos de trenzas, pero los más conocidos son la trenza clásica y la trenza de espiga.

Historia de la trenza francesa

Es un peinado que viene de Francia; francés también se le llama tresse africaine (trenza africana). En inglés, el término tresse française (trenza francesa) lo suelen utilizar los peluqueros profesionales, pero en el lenguaje común no se utiliza mucho.

El término trenza francesa apareció en Inglaterra en 1871 en un número de la revista femenina estadounidense Arthur ‘s Home Magazine. Sin embargo, no se conservan las ilustraciones que acompañaban el relato y, por tanto, no se puede ver en qué contexto se utilizaba este peinado. Es por ello que no se puede afirmar con seguridad que el peinado a que se hacía referencia a la historia fuera el mismo que describe este artículo.

Variantes de una trenza francesa

Las variantes de este peinado son:

  • Trenza holandesa: la trenza holandesa (también llamada trenza francesa invertida) se hace cruzando tres bahías de pelo una por detrás de la otra, en vez de hacerlas pasar una por delante de la otra, de modo que queda invertida.
  • Trenza de espiga: la semejanza entre la trenza de espiga y la trenza francesa radica en el aspecto suave del peinado, pero este tipo de trenza divide el cabello en dos partes en vez de tres. Durante el siglo XIX, este tipo de trenza llamaba trenza griega.

También hay variantes de la trenza francesa que se utilizan para hacer trenzas en las colas de los caballos para exhibiciones o para los partidos de polo.