Sugerencias prácticas para elegir un Programa de Gestión a su medida

por | 1 de noviembre de 2013

Existen muchos Programas de Gestión en un mercado saturado de soluciones y de mucha “des-información” que confunde a la empresa dificultando más aún su decisión.

Los Programas de Gestión no se compran todos los años, por lo que no nos volvemos clientes expertos en este tipo de compras y de ahí parte su dificultad. Si se suma la mezcla de la tecnología + desconocimiento + “posibilidades de que todo se puede” + “una pizca de enredo”, se obtiene una pócima realmente indigesta, pero no sólo para los clientes, sino para aquellas empresas que estando en el negocio buscan que se entienda el verdadero estado de situación.  Cuando uno habla con clientes potenciales que están intentando adquirir un nuevo Programa de Gestión o sustituir su sistema actual, se observa un importante desconcierto y un problema real en su toma de decisiones, porque normalmente se termina por valorar aquello “que parece” y “es más caro”, yendo muchas veces en contra de los intereses de la misma empresa.

Para esto se propone al lector interesado una serie de cuestiones previas, que no sólo son simples, sino que son parte del dominio del problema que lleva cada cliente y que debe tener claro para mantener su centro de gravedad y tomar decisiones acertadas.

Punto nº 1: Definir por qué quiere un Programa de Gestión. Describa en un documento y valórelo con el equipo. Se sorprenderá de lo que descubre usando este método. Al principio le parecerá elemental y luego mantendrá sus prioridades durante el proceso de compra.

Punto nº 2: Defina su necesidad. Sin una necesidad clara, no hay solución específica. En este punto se debe ser muy coherente y buscar respuestas realistas a sus actuales necesidades. Evite caer en la sensación de que es el momento para hacer todos los cambios y busque progresividad para ser más efectivo y reducir impactos innecesarios.

Punto nº 3: Genere una conciencia de equipo hacia el nuevo Programa de Gestión. Genere una conciencia colectiva al cambio. Sin esto, ningún sistema será bueno. Propongan reuniones de brainstorming con su equipo para enriquecer los criterios e involucrar a los usuarios estratégicos en la nueva etapa.

 

CRITERIO FUNDAMENTAL: Asegurarse de que el Programa de Gestión cuente actualmente con la solución pedida en un alto porcentaje de uso. Pedir una demostración de ciclo completo y comprender el funcionamiento del sistema. Separe “lo que existe” de “las promesas”. Por cierto, las promesas le resultarán más caras…