Renta de oficinas virtuales

por | 28 de diciembre de 2010

La renta de una oficina virtual puede traer varios beneficios para quienes no cuentan con mucho presupuesto.

Aunque es relativamente nuevo, el concepto de oficinas virtuales en México se ha convertido en una herramienta utilizada por profesionales independientes y pequeñas empresas que quieren tener una imagen empresarial presentable.

Una de las principales características de este concepto es su bajo costo si lo comparamos con las oficinas tradicionales. Alquilar una oficina virtual en el DF puede representar un ahorro de hasta 75% para un micro, pequeño y mediano empresario.

El montaje de una oficina tradicional implica gastos mensuales de luz, teléfono, salarios, prestaciones de ley, etc. Así que si te has capacitado o has trabajado en puestos administrativos para alguna compañía y no encuentras trabajo, esta es tu oportunidad, ¡instala tu oficina virtual!

Las oficinas virtuales no sólo te permiten tener tu propio empleo desde casa, sino que también te dan la oportunidad de tratar con varias empresas a la vez y brindar un servicio poco explotado.

¿Qué hacer?

En principio, un negocio de este tipo debe brindar servicios para cubrir áreas en las que las empresas no pueden dedicar presupuesto, riesgo ni infraestructura, ya que no disponen de suficientes recursos.

Los distintos servicios que una oficina virtual puede ofrecer son:

1) Atención telefónica. Puede ser en amplios horarios y orientarse hacia la toma de pedidos, coordinación de citas o consultas de clientes o de pacientes de médicos. También puede usarse como servicio de fax, de información sobre productos o servicios, etc.

2) Redacción y edición de documentos, asesoramiento sobre redacción, corrección de estilo y redacción de textos especializados.

3) Internet. Recepción y envío de mensajes vía correo-e, búsquedas de información en Internet, campañas de SEO, etc.

4) Traducciones de textos. Puede ser información contenida en Internet, comunicación con empresas que cuenten con oficinas en el extranjero, envío de correspondencia e información a compañías en cualquier parte del mundo.

La mayor ventaja de rentar una oficina virtual es que puedes desarrollarlo desde tu hogar. Solo necesitas una computadora, teléfono e Internet de banda ancha, a lo mejor un fax también te es útil.

La cantidad de equipos que requieras dependerá del número de clientes que vayas consiguiendo.

Con información de: consejosdenegocios.net