Relojes de Pulsera: Tipos de relojes de pulsera

por | 24 de junio de 2011

En un primer momento el reloj era un elemento fundamentalmente estético que los caballeros vestían con orgullo en sus chalecos. A pesar de esto, con la evolución de los mismos la atención se fue concentrando mayoritariamente en su funcionalidad. Los relojes de pulsera tienen más de un siglo de existencia desde su llegada a principios del siglo XX y sin dudas continuarán por durante mucho más. Atrás han quedado los días en los que Cartier lanzó el primer reloj de pulsera, el Cartier Santos, del inventor brasileño Alberto Santos quien tuvo la interesante idea de situarle una correa a un reloj. Y a pesar de que desde entonces estos relojes han soportado cambios y mejoras significativas el aspecto básico de los relojes de pulsera se ha conservado casi indemne.

Un reloj de este tipo está compuesto de disímiles partes, una esfera (de diseño clásico o moderno) y una correa que lo sujeta a la muñeca que puede ser de diferentes materiales entre los que se hallan la goma, las pieles, el acero inoxidable y las correas de lujo de oro o plata. Asimismo, el mecanismo del reloj puede ser movido por medios mecánicos o electrónicos. El valor y los diseños de estos varían, encontrando para todos los gustos y llegando algunos a superar el millón de Euros. Hay que recalcar que las funcionalidades que incluyen los relojes de pulsera han aumentado con el correr del tiempo agregando calendario, cronómetro, alarma, cronógrafo y horas mundiales, entre otras funcionalidades según el modelo; de esta manera actualmente algunos de relojes de pulsera podrían pensarse como parte de la categoría de gadgets de cualquier tienda de electrónica. Como es lógico, con la evolución de los relojes de pulsera ha ocurrido una especialización de los mismos, pudiendo encontrar algunos específicos para diferentes ocasiones y actividades. De este modo se pueden mencionar distintas clases de relojes, cada una con sus cualidades propias: se pueden encontrar de relojes cuarzo, relojes mecánicos, relojes antiguos, relojes de hombre y de mujer, relojes deportivos, relojes para submarinismo, relojes solares y, por supuesto, los tan codiciados relojes de lujo.

Estos últimos se definen por cumplir con una serie de requisitos como por ejemplo, ser sumamente precisos y fiables en cualquier circunstancia y lugar y de una manera duradera. Son construidos con elementos de primera calidad que subsisten en el tiempo, convirtiendo a estos relojes en una inversión a largo plazo. Por último deben poseer un diseño elegante y atractivo que puede ser más o menos sobrio, o más o menos vanguardista pero que no debe dejar nunca los cánones de la elegancia. Entre los relojes de lujo más prestigiosos se hallan las marcas: Rolex, Piaget, Cartier, Chanel, Bulgari, IWC, Breguet, Vacheron Constantin, Patek Philippe, Omega, Tag Heuer, entre otras.

En conclusión, los relojes de pulsera ya forman parte de nuestra cotidianeidad. Nuestro estilo de vida raramente se comprendería sin un reloj de pulsera presidiendo nuestra muñeca. El tiempo es un recurso preciado y limitado y dependemos de él, debido a lo cual los relojes de pulsera son instrumentos esenciales con los que debemos contar en la actualidad.