Qué esperar de una buena tienda de muebles

por | 8 de marzo de 2011

Cambiar los muebles de nuestro hogar no es algo que hagamos muy a menudo. Encarar una renovación total de nuestra casa suele traer aparejados grandes gastos, por lo que este tipo de decisiones deben ser tomadas cuidadosamente, para alcanzar el mejor resultado, con la menor inversión de dinero. Llegado este momento, una tienda de muebles deberá ofrecernos una serie de servicios que nos ayuden a lograr el resultado que estamos buscando: nuestro hogar convertido en una nueva casa.

En primer lugar, no hay por qué pagar de más. Por lo general, las grandes cadenas de distribución suelen tener mucho mejores precios que las pequeñas mueblerías o carpinterías artesanales, simplemente porque estas últimas no pueden competir con las grandes rebajas en materias primas que las grandes cadenas de muebles pueden lograr. Además, siempre es beneficioso para el comprador tener una amplia paleta de variedades de dónde elegir. Si hablamos de muebles artesanales, deberemos confinarnos a los modelos que esa casa tenga en ese momento, o a solicitar un mueble a pedido, lo cual redundará en un precio mucho más alto. Si acudimos a una tienda de muebles más grande, podremos encontrar sin dificultades grandes variedades en una misma línea de muebles: distintas medidas, modelos, acabados, o terminaciones.

Otra manera de economizar al comprar muebles es inclinarse hacia los muebles que deban ser ensamblados en el hogar, en lugar de comprar muebles ya armados. Esto redundará en un importante ahorro en concepto de fletes, ya que transportar una pequeña caja, que puede contener un aparador de dimensiones considerables una vez armado, siempre será mucho más conveniente que tener que llevar grandes volúmenes a la puerta del hogar.

Si no es una persona muy inclinada hacia el bricolaje, y teme no poder llegar a armar el mueble que ha comprado, no se preocupe. Los muebles para ensamblar suelen tener instrucciones sumamente sencillas y claras, y planos de cómo debería quedar el producto final. Si aún tiene dudas, siempre hay una línea de atención al cliente dispuesta a atender sus consultas durante todo el día. Además, no necesitará de herramientas especiales para armar su producto. Con un simple desarmador, y a veces ni eso, será más que suficiente.

Son muchos los beneficios que una tienda de muebles de gran tamaño puede ofrecer. Es posible consultar la página web, y verificar los precios de los muebles de salon, dimensiones, modelos, y otros datos sin tener necesidad de movilizarse hasta el lugar.