Qué es el nervio acústico?

por | 15 de febrero de 2011

El nervio acústico, también conocido como el nervio auditivo o vestibulococlear, es uno de los nervios craneales. Los nervios craneales son diferentes de los nervios espinales ya que vienen directamente del cerebro y no de la médula espinal. El nervio acústico asiste al cuerpo con funciones tales como el equilibrio, la audición y la posición de la cabeza la cual también se ve afectada por este nervio.
Hay dos ramas separadas del nervio acústico, cada rama tiene su propio conjunto de responsabilidades. La primera se llama rama coclear o nervio coclear. Esta rama del nervio acústico transmite señales al cerebro por medio de la porción del oído interno también conocido como la cóclea, la cual es una estructura integral del sentido del oído.
El nervio vestibular es la segunda rama del nervio acústico. Esta rama le ayuda a la capacidad de oír, pero también tiene otras funciones. La función principal de esta rama del nervio es interpretar las señales de posición relacionados con la cabeza. Además de la posición de la cabeza, el nervio vestibular es crucial para el sentido del equilibrio.
El daño nervioso es posible en cualquier zona del cuerpo, pero el daño que involucra el nervio acústico tiene síntomas y consecuencias específicas. Estos daños en los nervios pueden ocurrir debido a enfermedades de origen natural o condiciones. Sin embargo, el daño a esta área del cuerpo en particular es más probable que ocurra debido a algún tipo de lesión traumática.
Tal vez la causa más frecuente (no traumática) de los daños en el nervio acústico, es una condición médica conocida como un neuroma acústico. Este no es maligno, ni canceroso, ni mucho menos requiere de un aislamiento acústico, los neuromas acústicos son tumores que se desarrollan en el nervio. Mareos y pérdida de la audición son los principales síntomas de esta condición. El tratamiento generalmente consiste en una cirugía o radiación para eliminar o disolver el tumor.
Un traumatismo físico, sobre todo aquellos que afectan la cara y la cabeza, tienen el potencial de dañar la acústica integral, así como los tejidos circundantes y estructuras que lo componen. Algunos síntomas comunes en este tipo de daño a los nervios incluyen pérdida de la audición leve, moderada o grave, así como mareos u otros problemas de equilibrio.
El tinnitus o zumbido en los oídos, es a menudo una señal de que el daño nervioso podría ser una posibilidad. El vértigo es otra condición que a menudo coincide con los otros síntomas de la lesión. El tratamiento para cualquiera de estos síntomas dependen del tipo de daño, y del alcance de la lesión. Si bien la cirugía es a menudo necesaria para reparar los nervios dañados, las lesiones leves pueden requerir poca o ninguna intervención médica.

Juan Camilo Cano
Mapas de ruido