Posiciona tu web en los buscadores escribiendo en directorios

por | 1 de julio de 2010

Una de las mejores formas de promover tus webs es con el marketing de artículos. Al principio Para empezar a escribir los artículos, uno puede encontrarse con la falta de inspiración. Para sondear nuevas ideas, lo mejor es visitar otras webs que hablen sobre la temática sobre la que quieres escribir. No se trata de copiar el contenido de otros, sino de activar nuevas ideas a partir de leer información.

Este es uno de los puntos que más cuesta vender a aquellos que empiezan a escribir artículos para tener contenido en su web o enviar su propio contenido a directorios de artículos. Pero no hay que desfallecer en esta primera etapa, con lo siguientes consejos, seguro que encuentras la manera de ser metódico/a y efectivo/a en tu tarea de promocionar y aportar valor a tu web.

En los siguientes parágrafos se explican diferentes pasos para ayudarte a escribir buenos artículos.

Lo primero es pensar en qué tema queremos escribir y la forma de enfocarlo. Puede ser un escrito con una serie de consejos, puede ser una guía narrada paso a paso para solucionar un problema, puede ser una recomendación sobre algo en concreto…

Cuando tengamos claro sobre qué queremos escribir, es interesante buscar artículos del mismo tema. Existen muchos sitios en internet que tratan el mismo nicho de mercado del que quieres hablar, es muy probable. También puedes usar revistas o libros, existen buenas fuentes de inspiración.

Mientras leas nuevas fuentes de inspiración, seguro que se te ocurren nuevas ideas sobre las que escribir. Puedes apuntar en un papel, aquellas ideas que se te hayan ocurrido.

El uso de la herramienta de palabras clave de Google, es muy recomendable porque así, nos aseguramos de que por el mismo trabajo, nuestro artículo tendrá mayor repercusión al conseguir más visitas.

Finalmente, es interesante ordenar los conceptos que queremos transmitir y desarrollarlos por nosotros mismos, desde nuestro punto de vista y basándonos en nuestra propia experiencia. Para ello, puede dividirse el artículo:

Introducción: Se explica con un breve resumen sobre qué va el artículo y qué va a aprender el lector si lo lee.

Cuerpo: Al menos, unos 4 parágrafos en los que se desarrolla un tema en particular, donde se explica la solución a un problema, o un punto de vista singular pero interesante sobre algo.

Conclusión o finalización: Acabar el artículo con la idea o mejores ideas que se han querido dar con el artículo, sin explicar nada en concreto porque ya se ha hecho con anterioridad.

Escribir artículos es fácil, tan solo hace falta algo de método y ganas de explicar lo que uno sabe. Si para ello, se lee información de otros para inspirarnos es totalmente válido y aconsejable para ayudarnos a hacer fluir nuestras propias ideas.
El autor es un bloguer con experiencia en el mundo de internet. Posee varias webs como montar un negocio y aprender sobre cómo funciona el marketing de artículos en directorios de artículos.