Oposiciones ¿si o no?

por | 21 de febrero de 2011

Las academias de oposiciones llevan años trabajando para ofrecer a sus alumos un modelo de aprendizaje que les asegure el logro de sus objetivos: aprobar las pruebas para acceder a una plaza de emplo público.

Las academias no solo preparan para superar el exámen, enseñan a estudiar y a organizarse los temas y el tiempo, ayudan a la asimilación de conceptos y programas, refuerzan la elaboración y corrigen los trabajos que algunas oposiciones exigen para su aprobación, etc. También se aprenden técnicas de relajación y se prepara a las personas para afrontar un reto que psicológicamente puede ser muy duro.

Los profesores que tenían pensado presentarse a las oposiciones de este año se apuntaron a las academias para garantizarse un buen resultado.. Ahora son muchas las personas que se quedaran tiradas tras el anuncio de muchas comunidades de no convocar oposiciones para evitar que sean pocas las plazas que salgan a concurso.

Las instituciones no tienen previsto indemnizar a estas personas que se han matriculado en academias para preparar las oposiciones, y los centros, evidentemente no devolverán el dinero porque su servicio ya está prestado.

Así que miles de personas en toda España se encuentran en esta situación de desamparo y rabia contenida por la decisión de las comunidades autónomas de no convocar oposiciones, viendo por perdida la oportunidad y el dinero.La buena intención que tuvieron en prepararse para ofrecer lo mejor de ellos mismos ha quedado anulada por la decisión del gobierno
Las academias de oposiciones animan a sus alumnos a seguir con el estudio porque todo lo que han aprendido y trabajado en los centros ya es algo que tienen asimilado y les puede servir para otras convocatorias.

Los sindicatos por su parte han pedido a los gobiernos autonómicos que reconsideren esta situación y convoquen las oposiciones para maestros. Tal y como alertan la previsible jubilación de muchos de ellos provocara un gran vacío de personal en el sistema educativo español.
Este año es el último en que se concede a los profesores la jubilación a los 60 por lo que se espera que muchos maestros se acojan a la medida quedando varios peustos por cubrir, raón por la cual las academias de oposiciones habían registrado un aumento de demanda.