Navidad de ensueño entre Madrid y Barcelona

por | 21 de diciembre de 2010

La ciudad de Madrid brilla más que nunca si cabe en Navidad, una época en la que el encendido de luces, que anualmente se realiza a últimos del mes de noviembre, ilumina cada una de las calles de la capital de España, que se viste de fiesta para acoger la llegada del año nuevo.

De hecho, son muchos los turistas que reservan vuelos a Madrid durante estas fechas para visitar la ciudad y disfrutar de las múltiples actividades navideñas programadas para niños y mayores, que van desde improvisados conciertos a pie de calle, en los puntos emblemáticos de la ciudad, a mercadillos navideños de lo más completos con todo tipo de figuritas y adornos para decorar el hogar durante estas fechas, pasando por la organización de actividades infantiles en las zonas comerciales de la capital.

La ciudad condal también se convierte en epicentro del destino turístico durante la Navidad, con cientos de vuelos a Barcelona, que a diario transportan a miles de viajeros a la capital catalana. No obstante, la oferta de ocio de Madrid sigue destacando con la organización de mercadillos, belenes, espectáculos infantiles, música, teatro y otras muchas actividades que durante las navidades atraen a numerosos turistas llegados desde dentro y fuera de la geografía española.

Igualmente, muchos turistas aprovechan los vuelos baratos Madrid Barcelona para disfrutar las navidades entre las dos grandes ciudades españolas. En la capital catalana también es posible disfrutar de la tradición de los belenes y mercadillos navideños. El mercadillo más popular de todos, el de la Fira de Santa Llúcia, ubicado en la Plaza de la Seu, junto a la Catedral de Barcelona.

Cualquier visitante que pase estos días por Barcelona no debería perderse la impresionante iluminación navideña de la Plaza de Cataluña, con paradas especiales en la zona de Las Ramblas y de Portal de l’Angel.

La gastronomía también se erige en garante de la Navidad, con los tradicionales roscones de reyes, dulces, polvorones y turrones de variado tipo que se pueden encontrar en la mayor parte de las tiendas de alimentación de los pueblos y ciudades.

Además, si te consideras una persona supersticiosa y te encuentras en Barcelona, no dejes pasar la oportunidad de adquirir el famoso ‘caganer’, una figura que emula a un hombre catalán, con vestimenta tradicional, que está haciendo sus necesidades, y que se considera un símbolo para atraer la buena suerte de cara al año nuevo.