Muebles infantiles para un nuevo integrante en la familia

por | 28 de julio de 2011

La llegada de un bebé a una casa, además de traer felicidad, trae consigo la necesidad de aprender a organizarse desde el comienzo en varios aspectos. Uno de ellos y quizás el más importante sea el amueblamiento y decoración de su habitación. A diferencia de lo que es amueblar o decorar cualquier otra habitación del hogar, la habitación infantil para el bebé requiere considerar muchas más cosas y todas ellas sumamente importantes.

 

Los horarios de un bebé son completamente diferentes a los de los adultos, y sin lugar a dudas también sus necesidades. El dormitorio infantil tiene que ser el espacio donde su bebé pueda descansar cómodamente y jugar, nada más. Su prioridad debe ser la seguridad y para lograrla necesitará adquirir muebles cuyo diseño haya sido pensado concretamente para bebés. Hoy en día existe gran variedad de modelos de este tipo de muebles y que además tienen muy buenos precios.

 

Cuando compre los muebles infantiles podrá elegir algunos que podrá seguir utilizando mientras el bebé crece. Un ejemplo claro es el caso de la cuna del bebé. Usted podrá elegir una cuna simple o una cuna convertible. Esta última le permitirá seguir usándola por más tiempo, a medida que crece su hijo. De todos modos, la practicidad será lo que lo lleve a elegir uno u otro tipo de cuna. Por lo general, las cunas convertibles son de mayor tamaño y quizás usted no cuenta con este espacio. La cuna simple es más liviana y le permite trasladarla de una habitación a otra en caso de que sea necesario. Recuerde de todos modos que usted debe intentar crear una habitación infantil para el bebé que sea apta para su total descanso y que no haya necesidad de trasladar al niño. Considere que el bebé tiene la necesidad de dormir durante el día y que también se despierta durante la noche.

 

Como durante los primeros meses hay que estar muy atentos al bebé, es conveniente que su dormitorio se encuentre lo más cerca posible del de sus padres. También es conveniente que el lugar elegido para ello sea el lugar más tranquilo de la casa, donde se pueda mantener al bebé alejado de los ruidos. Si esto no ocurre, su descanso se verá perjudicado y como consecuencia, también el suyo y el de su pareja. Procure que la habitación que elija para su hijo posea la temperatura adecuada en invierno y en verano, o sea, que no sea muy sofocante en verano, ni la habitación más fría en invierno. Si no pudiera evitar tener que elegir una habitación que posee estas características, deberá solucionar este problema.

 

El dormitorio infantil tiene que incluir un espacio funcional para las tareas que usted, como padre, debe realizar: cambiar al bebé y alimentarlo, aunque lo principal es el espacio personal para el niño. El mismo tiene que contar con un espacio para que se mueva y distraiga cuando comience a andar.

 

Como el bebé crecerá muy rápido, lo mejor es elegir un color para la habitación que pueda ser fácilmente redecorado en el futuro. Si usted consigue esto, se asegurará poder adaptar el dormitorio infantil sin ningún problema a medida que su hijo crece, y lo que es aún mejor, luciendo perfectamente en cada ocasión.

La empresa Muebles Asdara es fabricante y distribuidora de mobles. En su web puede encontrar muebles infantiles para amueblar dormitoris infantils.