Misterioso bosque encantado en la provincia de Barcelona

por | 4 de febrero de 2011

El bosque de Orrius es considerado como uno de los parajes que encierran mayor misterio en la Península Ibérica. Ubicado en la serrada litoral de la provincia de Barcelona, caminar por el entorno de Orrius es similar a adentrarse en uno de esos bosques encantados, con cuyas historias disfrutábamos durante la infancia.

Llegar a este paraje es relativamente fácil, ya que, si no se dispone de vehículo, se puede alquilar un coche en Barcelona y emprender la marcha rumbo hacia el bosque.

Al llegar a Orrius seguiremos el sendero del bosque, caminando y dejando atrás las diferentes figuras talladas en la roca que, como poco, nos van a dejar altamente impresionados con sus variadas formas: desde cabezas de humano, que intentan emular a las representaciones de la cultura maya hasta un elefante enorme o la sorprendente figura de una gran cabeza, parecida a los rostros que se pueden encontrar en la isla de Pascua, en Chile.

Continuando adelante con nuestro paseo por el bosque, encontraremos la roca de las cruces, que simboliza las hazañas de un bandolero catalán llamado Perot Rocaguinarda, que se dedicaba a asaltar los caminos y veredas que conectaban las localidades de Barcelona y Gerona.

Uno de los rincones más característicos del bosque de Orrius, además de sus impresionantes cuevas prehistóricas, es la llamada cueva agujereada, de la cual la leyenda habla que su interior fue el punto de celebración de rituales mágicos años atrás.

Por último, destacar que hay constancia de que numerosos senderistas y visitantes han realizado grabaciones psicofónicas en el lugar, obteniendo resultados sorprendentes y positivos.

Para la vuelta, podemos volver a la ciudad condal para tomar el transporte de vuelta a casa, teniendo en cuenta que si tenemos que coger un avión, siempre podremos dejar nuestro vehículo en las oficinas de alquiler de coches en el aeropuerto de Barcelona.