MANERAS DE ENTRAR LA HUMEDAD EN CASA

por | 15 de septiembre de 2016

Las humedades en una vivienda suelen aparecer por distintos motivos. Los analizaremos en este breve repaso que realizaremos a continuación.

El primer motivo suele ser algún fallo que surgió durante el proceso constructivo, motivado sin duda por la velocidad con que se construyó durante la época del bum inmobiliario, en que primaba más la velocidad de construcción que el detenerse a hacer las cosas bien.

Veamos las causas de la aparición de humedades en las distintas zonas de la casa.

En viviendas unifamiliares aisladas es común que en el desván aparezcan indicios de humedad a los pocos años de ser habitada. En zonas frías con presencia de nieve, es común que esta penetre por los intersticios de la cubierta y acabe generando problemas de humedad en las paredes y techos.

Hay que prever un buen tratamiento de las tejas, cerrar todas las fisuras con mortero, e impermeabilizar la cubierta de la manera que muestra aparejador en coruña

Si la humedad entra por el tejado hacia el desván, el resto de estancias de los pisos inferiores también pueden verse afectadas. El agua irá bajando y saliendo por las paredes en forma de grandes manchas oscuras. De ser así, una vez que se ha reparado la causa de entrada de agua al inmueble, lo que hay que hacer es eliminar la que ya está dentro. Y para ello nada mejor que calentar la vivienda bien con la calefacción, bien con la chimenea.

Por cierto, no se deben emplear una estufa de petróleo, porque el calor  del vapor de agua que desprende no ayuda en absoluto a eliminar el problema.

En las paredes la solución pasará por realizar distintos tratamientos según sea la naturaleza de las manchas húmedas que suelen dividirse en tres clases: condensación, capilaridad o filtración.

Si la humedad es capilar, la solución está clara: realizar un tratamiento de electroósmosis inalámbrica. Pero para esto debes recurrir a empresas especializadas, porque es un tratamiento caro y delicado. Eso sí, bien ejecutado, sus resultados son espectaculares, desapareciendo en pocos meses todo rastro de marca de vapor de agua.

Si la humedad es por condensación, la solución pasa por ventilar la vivienda y mejorar el aislamiento.

Y si el problema es por filtración, ahí tenemos un verdadero problema. Porque en este caso la grieta por donde entra el agua puede estar por cualquier lugar del tejado o fachada y habrá que hacer un estudio pormenorizado de todos los cerramientos.

Si vemos que el revestimiento de la pared no está muy afectado, siempre podremos sanearlo mediante un impermeabilizante hidrófugo, esto es, repelente de la humedad. Esto lo aplicaremos en la zona exterior de la fachada, y en la zona interna también, sobre el revestimiento del yeso.