Los sistemas ERP y demás sistemas transaccionales deben vincularse con Sistemas de Business Intelligence para obtener sus beneficios reales.

por | 26 de junio de 2011

Es normal que durante mucho tiempo los argumentos de la comercialización de los ERPs han estado basados en la mejora tecnológica de las empresas y en la búsqueda de elevar sus beneficios. Sin embargo, para lo que ya han vivido esta experiencia, tienen la posibilidad de diferenciar cada cosa en su lugar.

Los ERP o sistemas de transacciones, integran y mejoran la información “de base”   evitando duplicidades, permitiendo un orden lógico y centralizado de la información de la empresa; pero en sí mismos no tienen la capacidad analítica que aporta el Business Intelligence. Este último saca el brillo a una buena información, sin la cual sería a su vez imposible de trabajar.

¿Qué genera información y qué genera análisis? La información se genera en el ERP, MRP, CRM y demás aplicativos específicos, esta contiene datos crudos que suelen ser extraídos como informes o consultas con cierto grado de limitación, no se puede decir que no se extraiga la información, pero resulta normalmente estática y lo más importante, no tiene la capacidad de interactuar generando nuevos conocimientos.

Con los sistemas de Business Intelligence se añaden múltiples ventajas y desde varias perspectivas. La primera es la velocidad en el tratamiento de la información a l trabajar sobre bases de datos multidimensionales, la segunda es la potencia gráfica que aportan tanto como gauges, indicadores de tendencias o gráficas dinámicas, pero la reagrupación del conocimiento a través de los cuadros de mando y Dashboards permiten generar una nueva dimensión estratégica.