Los métodos de pago en las ecommerce

por | 10 de enero de 2011

Durante 2011 estoy seguro que las ecommerce  ganarán mucho más peso en nuestro día a día, y factores como su catálogo de productos, su diseño, el mantenimiento web de las mismas, el proceso de compra  o los métodos de pago deberán ser objeto de análisis. A ello habrá que añadir una estrategia de marketing mucho más cuidada por parte de la empresa seleccionando nuestras apuestas si son por SEO, SEM, afiliación, Social Media… o una conjunto de varias, en muchos de estos casos podría ser aconsejable contar con una agencia de marketing online que nos asesorase y nos ayudase a tomar las mejores decisiones en el ámbito del marketing online.

Pero a la hora de montar una e-commerce, una tienda online, una de las decisiones a las que tenemos que hacer frente es a la relativa a los medios de pago que vamos a dar a nuestros clientes. Entre las opciones más comunes tenemos el contrareembolso, la transferencia, pasarela de pago ( un TPV virtual que puede tener dos modalidades ir integrado o no en nuestra plataforma web), y Paypal.

Me pregunto, ¿cuál de estas formas es más rentable para el comercio? pues la respuesta es fácil, Paypal y TPV te cobrar por vender a través de ellas así que no puede ser. Nos quedan dos transferecia y contrareembolso, en estos casos hay dos costes que hay que imputar, en la transferencia te suele cobrar el banco por hacerla con lo cual la suele asumir el cliente y la segunda contrareembolso es la empresa transportista al que te cobra en este caso lo más habitual sería que lo pagase el cliente también.

Ahora bien, ¿es bueno dar la cuatro alternativas de pago a los clientes? Pues parece ser que no, según varios experimentos realizados en varias e-commerce las tasas de conversión aumentaban al reduciar alguno de los métodos de pago. Y este es un  dato muy importante que deberíais tener en cuenta cuando decidáis montar vuestra tienda online. No sobresatureis al cliente con posibilidades, normalmente darle dos opciones de pago o tres como mucho es más que suficiente.