Los inicios de la guarnicionería

por | 22 de febrero de 2018

Los orígenes de la guarnicionería comienzan con la propia palabra, que significa taller. Esto es debido a que la guarnicionería, o como comúnmente se conoce, el arte de trabajar el cuero, hace referencia como su propio nombre indica, a la elaboración de productos de cuero, principalmente para jinetes y los propios caballos.

Este tipo de talleres  se remontan a la prehistoria donde el cuero era uno de los primeros materiales que el hombre empezó a tratar y utilizar. Los humanos cazaban animales y hacían la vestimenta con sus pieles, con el paso del tiempo se crearon los llamados talleres para pieles. Con el paso de los años esta forma de hacer ropa se fue extendiendo y diversificando.

Hoy en día los botines camperos o las botas de montar son un producto de la actualidad, si te interesa adquirir guarnicionería de toda la vida, no dudes en acudir a una tienda especializada.