Los gatos y su alimentación

por | 6 de octubre de 2010

Para un cuidado óptimo de nuestros amigo felinos es necesario tener ciertas consideraciones con la alimentación de nuestros gatos. Afortunadamente, cada vez menos personas alimentan a sus animales con sobras, dado que el alimento equilibrado para gatos se ha convertido en una opción práctica y económica. Un buen alimento para gatos garantizará la cantidad exacta de nutrientes, a la vez que disminuye los problemas comunes que los felinos sufren, como parásitos, pelaje opaco, mala dentadura y problemas óseos por falta de calcio.

No es, por lo, tanto una buena idea escatimar dinero en el alimento de nuestros gatos. El gato tiene un sistema digestivo muy sensible, y cualquier cambio podría reflejarse en trastornos digestivos, como diarrea, inflamación intestinal y a largo plazo, problemas en los riñones. En consecuencia, un alimento de calidad nos garantizará que los nutrientes necesarios siempre estén presentes en la dieta.

Es necesario destacar que el alimento seco aumenta la demanda de agua, por ello, es preciso que nunca les falte agua fresca y limpia a los animales. Seguramente, de vez en cuando, los sorprenderemos cazando pequeñas presas –pequeños animales de jardín, pájaros o insectos. Pero eso no significa que tengan hambre. El gato es un cazador por instinto nato, y solamente pone en práctica lo que está codificado en sus genes. Debemos tomar estas conductas como un juego, algo que están haciendo algo porque simplemente que les encanta: cazar.

Intercalar algunos alimentos húmedos –de las clásicas preparaciones que vienen en bolsitas herméticas – es altamente aconsejable, pues de esta manera estaremos aumentando el nivel de líquidos que el gato ingiere, y diversificando su dieta. Pero, si cambiamos de marca, o por cualquier motivo no podremos darles su alimento favorito, es probable que no prueben bocado. Si se le ofrece un alimento que no es de su agrado, probablemente lo huela, pruebe un poco y lo deje.  Realmente, cuando hacemos algún cambio en su alimentación es recomendable que lo hagamos de manera paulatina, para asegurar su equilibrio digestivo, ya que los cambios bruscos pueden producir diarreas y otros trastornos.

Por otra parte, nunca hay que darles comida seca que no sea específicamente para felinos, como la comida para perros. El alimento canino tiene muchas menos proteínas que la comida para gatos, y a largo plazo podría causarles trastornos el carecer de los nutrientes indispensables para su supervivencia.

La alimentacion gatos es algo muy importante y delicado con lo cual hay que tener claro que para la salud de un felino es fundamental saber elegir el alimento más apropiado para su estado físico, su edad y su condición. Por ello hay alimentos pensados para animales castrados, para animales que hacen mucho ejercicio saliendo fuera de casa o para animales con sobrepeso, y será importante tenerlo en cuenta para asegurar a nuestros felinos una óptima salud.