Los exfoliantes, aliados imprescindible de nuestra piel

por | 20 de junio de 2011

El tratamiento adecuado de la piel ha sido un concepto que ha ido en evolución a través del tiempo. Para disponer de una dermis con una buena calidad y preparada para recibir cualquier tipo de tratamiento es importante la utilización de exfoliantes que retiren las células muertas y den paso a la regeneración dérmica.
Hace unas décadas no demasiada gente se preocupaba por el uso de este tipo de productos corporales pero, poco a poco los exfoliantes han ido ganando terreno y han conseguido tener un lugar propio en el mundo de la estética. Es sabido que para conseguir una buena hidratación es necesario este paso previo que prepara a la piel para recibir todo aquello que deseemos darle. Es por esto que han emergido una gran variedad de productos en este sentido y cualquier casa de cosmética tiene una extensa gama de exfoliantes.
Es un concepto que se ha asentado tanto que incluso el sector de los masajes tiene sus propios tratamientos exfoliantes para facilitar la absorción de las cremas utilizadas en ellos. Tanto es así que las frutas y el chocolate se han introducido como elementos exfoliantes. Es lo conocido como chocolaterapia. El coco también es muy utilizado por sus propiedades hidratantes. Se ha abierto una amplia gama de actividades novedosas a este respecto como es también la vinoterapia. El vino, por sus cualidades antioxidantes, reporta una serie de beneficios para la piel, dejándola suave y lisa.
Pero no sólo el cuerpo es el que debe ser cuidado. El rostro también tiene estas imperiosas necesidades y los geles exfoliantes son recomendados al menos una vez a la semana. Para tener un rostro cuidado es necesario retirar las células muertas y, con ellas, granitos e impurezas. Posteriormente se utilizará la crema hidratante más adecuada para cada tipo de piel, y, en su caso, una mascarilla facial semanalmente.
El cabello también dispone de sus cuidados especiales y han proliferado los champús exfoliantes que limpian en profundidad el cuero cabelludo y facilita su equilibrio. En el caso del cabello, se recomienda utilizar los exfoliantes junto con el champú habitual, alternándolos ya que el especial sólo debe aplicarse una vez cada dos semanas.
Cuando se prevé que se va a tomar el sol, es imprescindible el uso de exfoliantes para un perfecto bronceado. El cambio es considerable si se compara un bronceado en un cuerpo exfoliado previamente al baño de sol con uno que no lo haya sido. La diferencia radica en la preparación de la piel para recibir la llegada del sol.
Hay exfoliantes de todos tipos, clases y precios. Dependiendo de la marca que utilizada resultará más económico o menos pero cabe recordar que un precio más elevado no tiene porqué ir directamente relacionado con una mejor calidad. Ya que depende de los gustos de cada consumidor.
Pero los exfoliantes no tienen únicamente presencia en los cuidados femeninos. Los hombres cada vez más cuidan su aspecto personal e intentan mantener una piel en buenas condiciones.
Otra manera de realizarse un peeling sin utilizar exfoliantes sería frotarse con una piedra pómez en la ducha.
Así las cosas, los cuidados corporales cada vez están más integrados en la vida cotidiana de las personas y la multiplicidad de productos como geles exfoliantes, cremas hidratantes y demás, facilitan el camino considerablemente.