Linkedin la red social de profesionales

por | 29 de noviembre de 2011

Linkedin es la red social dedicada a profesionales más importantes. Con sus 135 millones de usuarios ha conseguido convertirse en un nicho ideal para que surjan relaciones laborales, contactos profesionales… Aunque, a pesar de su pujanza, y tras seis meses en bolsa su cotización ha descendido un 40%, desde los 122 dólares por acción (su máximo) ha descendido a casi la mitad (72 dólares por acción). Precios, probablemente, más lógicos que los primeros.

En cualquier caso, diga lo que diga su cotización bursátil, y a nivel de los usuarios (que por otra parte es lo que nos interesa), Linkedin mantiene su posición dominante dentro de las redes sociales dirigidas a profesionales de cualquier clase. Lo que hace primordial que estemos en ella.

Abrirse un perfil en Linkedin no es más complicado que abrírselo en Facebook o en Twitter, aunque los datos que haya que dar sean diferentes. Cada una de las redes sociales mencionadas tienen nichos y funciones diferentes por lo que es natural que lo que soliciten difieran (aunque Facebook parece querer abarcar todos los campos y convertirse en la única existente).

Una vez abierto el perfil, como usuarios lo más interesante es generar feedback con el resto de los integrantes de Linkedin. Claro, no con cualquiera, sino con los que creamos que nos puedan interesar.

Para eso, lo primero es conocer nuestros intereses, saber para qué nos hemos abierto una cuenta. Lo más probable es que queramos contactos relacionados con nuestro rubro, con nuestra rama profesional. Bien, entonces deberemos buscar a usuarios que coincidan con nosotros en su trabajo o interés profesional.

También es interesante apuntarse a eventos e intentar estar al día de lo que sucede, como dirían algunos, de lo que se cuece entre los profesionales de nuestro rubro.

Por otra parte, Linkedin también es una muy buena herramienta para que las empresas busquen trabajadores, soliciten currículos… Así que tenemos que cuidar mucho nuestro perfil, porque esa será nuestra carta de presentación. Tenemos que tenerlo actualizado, con toda la información relevante que podamos enlazar (si me interesa encontrar trabajo como informático da igual que hace tres años estuviera trabajando como camarero). En cualquier caso, al final es el propio usuario el que tiene que determinar qué datos e información le conviene más añadir en su perfil.