Lee esto antes de contratar con una aseguradora

por | 15 de marzo de 2011

Elegir una aseguradora para tu auto se torna una tarea pesada debido a la enorme cantidad de aseguradoras que ofrecen este tipo de servicios y, más aún, si es la primera vez que vas a contratar uno.

Lo primero es conocer los tipos de seguro de auto que ofrecen las aseguradoras, así como las cláusulas especiales de cada una de las pólizas, ya que ahí radicará la diferencia de precios en mayor o menor medida.

Básicamente existen tres modelos de seguro de auto:

•             A todo riesgo. Por regla general cubre todos los posibles daños del vehículo.

•             A todo riesgo con franquicia. Cubre los daños a partir de un precio previamente acordado con la aseguradora, de tal forma que si son deterioros pequeños, los gastos correrán de parte del asegurado.

•             A terceros. Esta modalidad no cubre los daños del vehículo (excepto algunos elementos) pero sí cubre los daños a los vehículos de terceros implicados en el accidente.

Es importante saber que la antigüedad del vehículo es un factor determinante a la hora de fijar el precio para un seguro de auto. Si tu coche tiene más de 8 años es recomendable asegurarlo a terceros.

Las aseguradoras tienen en cuenta el tipo de uso que se le da al coche (semanal, solo para vacaciones, etc.) o si dispone de estacionamiento. Si usas mucho tu vehículo es recomendable contratar un seguro de auto a todo riesgo.

Es importante conocer si la aseguradora bonifica al dueño del seguro con una rebaja en el precio de renovación si no se ha tenido ningún accidente.

Si analizamos estos factores en diferentes aseguradora podrás obtener una valiosa información que te servirá para elegir entre un seguro u otro. Algunas consideraciones importantes son:

• El monto por el cual deseas proteger tu auto y la correspondiente prima, que, según la aseguradora y el plan contratado, puede diferir en mensualidades o hacerse en un pago único anual. En la gran mayoría de los casos, es más conveniente realizar los pagos anuales para obtener mejores precios en el seguro.

• Posibilidades fuera de lo común, como realizar un viaje vacacional en auto cada año, o tal vez para asistir a una reunión importante en una ciudad cercana, pero que tampoco ocurre seguido. Según la posibilidad de que esto suceda, puede considerarse hacer un pago ligeramente mayor para incluir esto en tu seguro de auto.

• Si tienes hijos jóvenes, probablemente quieras considerar en tu seguro la posibilidad de incluir una amplia cobertura a terceros, en tus bienes y para otras personas, además de un seguro con gastos médicos para tus seres queridos en caso de accidentes mayores.

Al revisar los puntos anteriores, así como aquellos que sean pertinentes a tu situación, podrás reunir toda la información necesaria para adquirir un seguro con una aseguradora que realmente responda a tus necesidades, sin tener que pagar más de lo que vas a usar.