Las pulseras artesanales permiten mucho juego a la hora de su confección

por | 31 de agosto de 2010

Las pulseras artesanales permiten mucho juego a la hora de su confección,  desde los materiales que utilices para su elaboración, hasta el perfil de la persona que vaya a utilizar la pulsera, ya sea un hombre, una mujer, o niños, sin dejar atrás, los diseños creativos y  sobrios que pueden ser usados por ambos sexos sin ningún tipo de problema.

El diseño final de la pulsera vendrá dado por los materiales que se elijan, algunos tipos de materiales tienen infinitas posibilidades de jugar con los colores (como abalorios pulseras o mostacillas) y otros, como el cuero, tienen las posibilidades más restringidas.

Generalmente, para comenzar la pulsera se necesitará un material base, que será un aro a la medida de la muñeca para la que se va a realizar la abalorios pulseras,  para este aro base podemos utilizar cobre, alambres inoxidables de varios calibres, brazaletes plásticos o cerámicos u otro tipo de materiales sólidos, como podría ser la madera.

Como excepción a lo anterior, podemos encontrarnos las pulseras trenzadas. Las  más conocidas por todos, son las pulseras trenzadas de cuero, tanto para hombres como para mujeres, y las tejidas en macramé, que tienen como característica más destacada el color,  que aporta multitud de estáticas diferentes para este tipo de pulseras.

Así pues, además de una actividad muy interesante y entretenida, la joyería de abalorios puede ser un recurso muy útil para afrontar la crisis, ya que puedes confeccionar tus propios regalos por ti misma o para sacarles mayor rendimiento, puedes venderlos a menor o mayor escala.