Las Cintas de correr

por | 12 de mayo de 2011

Las cintas de correr son aparatos de gimnasio que permiten correr o andar sin moverse del sitio, estando su uso muy extendido tanto a nivel doméstico como en gimnasios a nivel profesional. Las cintas de correr consisten en una plataforma con una cinta transportadora y un motor eléctrico. El motor desplaza la cinta permitiendo a la persona caminar o correr, aunque existen versiones sin motor en las que es el caminante quien impulsa la cinta.

Concepto

Las cintas de correr, junto con las bicis estáticas y elípticas, son los aparatos deportivos más populares por sus numerosas ventajas: permiten ejercitarse en cualquier momento, sin estar pendiente de horarios ni de la meteorología, en el hogar o en el gimnasio, tienen menos impacto para las articulaciones que correr al aire libre y ofrecen diversidad de entrenamientos, desde andar hasta programas de pérdida de peso o ejercicio aeróbico.

Características

Veamos las características principales de las cintas de correr:

  • Motor: cuanto más potencia, más resistente y duradera será la cinta. Para caminar es suficiente 1,5 HP, para correr se recomienda 2 HP o superior.
  • Velocidad: el control de la velocidad suele ser electrónico (5-9 km/h para caminar y 10-16 km/h para correr).
  • Dimensiones: la superficie útil (ancho x largo) oscila entre 40×115 y 60×150 cm. Cuanto más amplia sea la cinta, más agradable será la carrera.
  • Espacio necesario: las cintas de correr rígidas ocupan más espacio pero son más duraderos, los plegables se guardan con facilidad pero son menos resistentes. Las ruedas facilitan desplazar la máquina.
  • Programas: es muy recomendable que las cintas de correr incorporen programas preconfigurados con objetivos como bajar peso o aumentar la resistencia aeróbica.
  • Amortiguación: absorbe el impacto castigando en menor medida articulaciones, tobillos, rodillas y espalda.
  • Inclinación: debe ser regulable manual o electrónicamente (hasta un 15%) para simular la carrera en subida y variar la intensidad del ejercicio.
  • Funciones electrónicas: son muy recomendables las cintas de correr con pulsómetro, consola digital, radio, reproductor de música o TV.

Correr cinta vs Correr al aire libre

Comparemos ambas actividades:

  • Impacto: ambas tienen impacto, de menor a mayor: hierba, cintas de correr, asfalto, cemento.
  • Gasto calórico: el consumo de calorías por hora es similar. En las cintas de correr no tenemos que vencer la resistencia del viento y el motor ayuda a mantener el ritmo, pero podemos compensarlo incrementando la velocidad y la inclinación.
  • Accesibilidad: es más accesible correr en cinta ya que evita muchos problemas asociados al aire libre, como oscuridad, inseguridad, perros sueltos, mal tiempo, privacidad, horario o recorrido inadecuado.
  • Resultados medibles: medir los progresos es más sencillo en la cinta ya que registra parámetros como calorías, distancia, inclinación y velocidad, mientras que al aire libre influyen muchos factores que dificultan medir los progresos como el clima, tráfico o peatones.
  • Eficacia: ambas opciones son igualmente eficaces, ya que exigen por igual motivación, gusto por el deporte y régimen nutricional adecuado.
  • Precio: correr al aire libre es más barato, para correr en cinta tendremos que adquirirla o abonarnos a un gimnasio.

Fuente: Cintas de correr