La verdad de las tragamonedas

por | 2 de febrero de 2010

Por alguna razón curiosa del lenguaje, los juegos denominados tragamonedas o tragaperras tienen una connotación negativa, ya que implican que tragan y tragan pero no sueltan nada. Difiriendo con su significado implicado, las tragamonedas sí tienen otra función y es la de pagar monedas ocasionalmente a jugadores suertudos. Las tragamonedas son difíciles de vencer, de eso no hay duda. Pero no es imposible. Vamos a tratar de explicar en este artículo como funcionan estos juegos, en especial los que se encuentran en internet.

Las tragamonedas en línea están compuestas por un chip electrónico que genera números aleatorios. Este chip es lo que produce secuencias totalmente impredecibles con los juegos y por ende, nunca se puede saber cuándo una tragamoneda va a pagar un pozo. Pero aquí está el secreto de estos juegos. Por ley matemática tienen que pagar cierto porcentaje de las apuestas recibidas. Normalmente el operador de estos juegos va a programarlas para pagar cerca del 90% de todas apuestas. Algo inferior a ese porcentaje haría que las ganancias sean muy difíciles de alcanzar porque los premios se van pagando paulatinamente con el tiempo y si se divide algo menor del 90% en todos esos premios pequeños, al final pocos jugadores recibirían ganancias considerables. Lo clave es recordar que el juego si recibe mil pesos de apuestas, debería pagar (por partes) un total de 900 pesos. Estos juegos tragamonedas pueden pagar premios pequeños de 10 pesos, pero de vez en cuando, el premio va a ser mayor y puede soltar pozos de hasta miles de pesos.

Para tener éxito en los juegos de casino y en especial las tragamonedas, lo importante es tener en cuenta que si un juego no está dispuesto a pagar, es mejor buscar otro. Lo mejor es ir probando varios juegos hasta encontrar uno que está pagando más que lo que estas poniendo adentro. Probablemente refleje que el porcentaje de pago esta bajo y es momento, a como lo rige la ley matemática, de pagar algo para reponer y regresar al porcentaje de pago mediano.

En el corto plazo las tragamonedas en línea van a pagar de forma espontánea. El porcentaje de pago puede ser superior al 100% o puede ser inferior al 90%. No hay manera de saberlo pero esto es lo que permite que jugadores puedan ganar cuando apuestan en los casinos en línea. Para poder ganar hay que seguir el refrán: ‘jugar el juego correcto en el momento correcto.’