La tirada del tarot vaticina que estamos llegando a la meta

por | 11 de junio de 2011

tirada del tarota de las cartas mas agradables de ver en la tirada del tarot es el cuatro de bastos. Es un momento para mirar hacia atras, y evaluar con alegria todo lo que se ha logrado hasta este momento. En un primer momento, podemos decir que es una carta sumamente positiva, sin embargo, es necesario recordar que todos los arcanos tienen una doble faceta. Y esta carta no es la excepcion. El exito puede disfrutarse por un tiempo nos recuerda esta carta, pero no debemos quedarnos en stanbike.  Jamas debemos de dejar de aprender, crecer y vivir.

Como vemos a lo largo de las cartas de este palo, la energia del basto es muy especial. La energia de estos arcanos nos remite, por lo general, a un exito en el mundo material, ya sea una empresa que comienza muy bien o un proyecto bien fundamentado. Tambien predice, cuando sale esta carta, posibilidades de matrimonio o parto. El cuatro de bastos nos dice sobre la  gratificacion para aquellos que han trabajado al maximo de su capacidad.

Otro tema en el que esta carta esta relacionada con la Justicia es en la exigencia de tener orden para crear.Nada bueno puede salir del caos, y es necesario que haya reglas claras para poder emplear las energias en lo que verdaderamente importa. Esta carta nos dice que es necesario alcanzar una vida equilibrada, y que tal vida existe y puede ser lograda.

El cuatro de bastos define el final de un ciclo, y el comienzo de uno nuevo, como lo sostiene la profunda simbologia de esta ilustracion. Observando la carta podremos ver un castillo en el fondo, y a sus habitantes de fiesta. Es lgico que se celebre la concrecion de los planes ideados. Ademas, en la enredadera que hace de techo de la pergola formada por los cuatro bastos, pueden verse los frutos, simbolo indiscutido de la vida y la abundancia. En definitiva, la aparicion en la tirada del tarot del cuatro de bastos es sumamente auspiciosa. Sin embargo, tambien hay una advertencia y es la de no bajar los brazos, pues el trabajo ha concluido solo en parte y es mucho lo que aun resta por ser hecho.