La sequedad bucal es algo muy común

por | 12 de enero de 2011

La sequedad de la boca es una afección muy común. Son muchas las personas que la sufren, pero aunque los síntomas son fáciles de reconocer, muchos no se dan cuenta que padecen de ella. Esta sensación de sequedad es causada porque el nivel de saliva no es la suficiente para hidratar tu boca.

Cuando la sequedad bucal se siente muy a menudo el problema debe ser tratado por médicos profesionales, ya que si no recibe el tratamiento correcto puede traer otras enfermedades, entre ellas la halitosis.

Si la resequedad que tú sientes en tu boca todavía es algo suave, puedes probar combatirla con estos consejos.

• Enjuáguese la boca varias veces al día. Si usted trabaja o esta ocupado, debe tomarse el tiempo para realizar esta actividad, no es algo que le lleve mucho tiempo y le será de gran ayuda. Es muy recomendable que le agregue al agua con la que se realizara el enjuague, 1 cucharadita de bicarbonato de sodio.
• Utilice un dentífrico y enjuague bucal especial para la sequedad. Puede acudir a un odontólogo para que se lo recete o lo encontrara fácilmente en un mercado. Estas pastas dentales están compuestas por sustancias que favorecen a la producción salival, lo que hará que su boca se mantenga bien hidratada.
• Mastique chicles y caramelos. Solo debemos consumir los que no tienen azúcar y los caramelos de consistencia dura, ya que sino estas golosinas terminaran empeorando la situación, porque el dulce y la pasta afectara a nuestros dientes. El masticar chicle es muy bueno para la sequedad bucal, ya que aumenta la cantidad de saliva que permanece en la boca y puede ir mejorando el problema.
• No utilice ninguna bebida que contenga alcohol. Ya sea beber bebidas alcohólicas o como también pueden ser enjuagues bucales. Sustitúyala por otras que no contengan alcohol o agravará la situación.
• Beba mucha agua. Es necesario beber desde 8 a 12 vasos de agua por día. Recuerde que no es lo mismo que tomar gaseosas, jugo o infusiones, todo lo contrario, estas bebidas deben ser reemplazadas por el agua en la mayor cantidad posible.
• Evite beber café y te. Tienen efectos diuréticos y pueden hacer que la resequedad bucal empeore. Si usted desayuna o merienda con estas bebidas, limítese solo a consumirlas en esos momentos. También puede reemplazarla por leche, mejor aun si es leche de soja o de arroz.
• Evite consumir alimentos secos. Muchos pueden pensar que esto no influye mucho, pero no es así, ya que sino la poca producción de saliva que tienen la utilizan en la masticación de estas comidas.
• Consuma carnes rojas. El pollo, el huevo, el pescado y queso, que son los alimentos que se encuentran al mismo nivel de proteína que la carne, no son muy recomendables, ya que son demasiado secos.
• Evite lo cítrico. Generalmente son las frutas las que contienen acido, pero también es el caso de algunos alimentos, debe evitarlos y reemplazarlos por otros.
• Beba yogurt, licuados y batidos. Quizás pueda utilizar estos tipos de bebida para reemplazar los que se han prohibido antes (gaseosa, bebida alcohólica, te y café)
• No consuma alimentos muy salados o picantes. Al tener la boca seca y entrar en contacto con alimento de estas características puede causar ardor o dolor.

Si sufres de sequedad bucal, debes encargarte de llevar siempre una correcta higiene de tu boca y dientes. Ya que es la saliva la encargada de arrastrar todas las bacterias y si carecemos de ellas, nuestras piezas dentales quedarán libres para el ataque de las mismas. Es por esto que muchas de las personas que sufren de resequedad y descuidan el cepillado diario, también padecen caries.