La salud sexual es una parte importante del ser humano

por | 13 de noviembre de 2010

La salud sexual es un todo, tanto en hombres como mujeres. No se trata sólo de la genitalidad, de técnicas para tener potencia, de lugares o vestidos para aumentar la pasión. Para todas las personas, así algunas de ellas no tengan relaciones sexuales, se trata de una parte de la existencia que merece toda la atención necesaria. Es igual de cotidiana y trascendental como, por ejemplo, atender al rendimiento cardiovascular, manejar la respiración, etc. Una buena vivencia en esta parte del bienestar personal tiene muchos beneficios directos: crea mejores relaciones interpersonales, nos hace valorarnos personalmente y generalmente logramos más satisfacción.

Claro que es importante que se destierren los mitos que han sido relacionados al llamado “sex-appeal”. Para exponer un caso claro, si usted no sabe bailar o no le gusta y lee que las personas que bailan son más atractivas sexualmente, puede sentirse afectada(o) si no pone mayor o alguna atención a estas notas. Ni hablar uno por uno de los complejos, apoyados tristemente incluso por ciertos reconocidos profesionales médicos, en cuanto a la apariencia física para “tener éxito con el sexo opuesto”. La base mental en este caso debe comenzar a sacar de su contenido ideas, inseguridades y angustias.

Es verdad que existen problemas relacionados con la vida íntima, como la llaman algunas personas. Eyaculación precoz, impotencia, vaginismo, frigidez, priapismo y otros problemas que revisten más gravedad hacen parte de este catálogo de inconvenientes. Una ventaja de los días actuales es que ya no hay más pretextos para consultar con la credibilidad requerida a los(as) especialistas más idóneos(as) sobre los síntomas mencionados. Quedarse callada(o) no soluciona las cosas, ni tampoco hacer caso a opiniones estúpidas provenientes, muchas veces, de personas que gustan de bajar los ánimos a las demás. La valentía, la firmeza y la humildad tienen siempre cabida.

Por eso, sea usted mujer u hombre que siente que tiene algún inconveniente relacionado con su actividad coital, tenga la certeza de que usted no es el único o la única que lo sufre. Con usted hay cientos de personas alrededor del mundo que se sienten desesperanzadas en cuanto a esto, pero usted saldrá de ese estado de postración si recurre a quienes tienen tanto el conocimiento como los productos para ayudarle a estar más tranquila(o). Recuerde que usted puede tener la solución a la mano y como es más fácil hoy día de tratar estas situaciones, el ánimo crece.

Sí; usted puede tener una mejor salud sexual si se lo propone y busca ayuda teniendo en cuenta que, al dar los primeros pasos de confesión del problema y voluntad para superarlo, logrará tener una existencia más saludable, tranquila y por supuesto con nuevos proyectos. Bienvenidas(os) a mejores vidas íntimas.