La contratación en hostelería

por | 18 de octubre de 2011

La crisis afecta a todos los sectores, y aunque es cierto que no a todos por igual, no lo es menos que no se escapa ninguno. Recortes, EREs, la cola del paro cada vez más ingente… Sin embargo, a pesar de la cantidad de trabajo destruido, también se construye. E, igualmente, en muchos sectores. El de la hostelería es uno de ellos.

Pero, además, el sector de la hostelería tiene unas características concretas que le hacen diferente. Es verdad que el de la agricultura también es estacionario y el de la construcción igualmente es temporal, aumentando el número de trabajadores dependiendo de la cantidad de trabajo que exista.

Como decíamos, la hostelería comparte las características anteriores ya que depende de fiestas como Semana Santa y, por eso mismo, tiene niveles de temporalidad muy altas. Además, al igual que en la agricultura, depende mucho del tiempo. Un temporal en una época concreta puede destruir los ingresos de todo el año.

Pero al margen de lo anterior, el trato directo con el consumidor final, lo convierte en un sector especial, cuyos trabajadores deben tener unas características concretas.

Sumado todo, nos encontramos con que un empresario hostelero necesita ampliar y disminuir su plantilla varias veces durante el año; que es algo que lo tiene que hacer muy rápido; pero que, a la vez, ese continúo cambio no debe perjudicar al servicio que se ofrece al cliente.

Por resumirlo en dos palabras: rapidez y fiabilidad. La primera para hacer los cambios; la segunda para que éstos sean seguros y eficientes.

Por eso es muy importante que los hosteleros dispongan de recursos que le ayuden a tener un listado de trabajadores fiables al que poder acceder. Difícil, ¿no? Pues no tanto.

En internet nos podemos encontrar empresas que se dedican a crear una base de datos con currículos de trabajadores de la hostería. De esta forma, un empresario  que necesite camareros o jefes de cocina (por poner dos ejemplos) puede acudir al listado que se le ofrece y elegir al trabajador que más se adecúe a sus necesidades.

Es como tener un departamento de recursos humanos pero sin los gastos que éste conlleva. Por lo que se convierte en una alternativa muy interesante para aquellos dueños de restaurantes pequeños o medianos, que por los recursos que generan no podrían soportar el gasto que conlleva un departamento de recursos humanos efectivo.