La actividad empresarial de un mayorista calzado

por | 4 de enero de 2017

Mayorista calzado y más concretamente de los modelos más vanguardistas de mujer, de caballero o de niño, son figuras con una alta especialización que convierten los productos en algo suyo como se del propio fabricante se tratase. Si disponen de almacén, almacenan y distribuyen al punto de venta, creando su propia red de clientes habitualmente fija y en constante captación en la mayoría de casos. Es el caso de los productos de importación como los latinos, orientales, de países del este o africanos e hindúes.

La proliferación de estas tiendas especializadas ha dado origen al distribuidor que importa y distribuye físicamente los zapatos al punto de venta, o hace la transacción online pero les sirve el pedido. Lo mismo ocurre con los proveedores de calzado con materiales orgánicos, biológicos y ecológicos, un nuevo mercado en auge de la moda con calidad superior al gran consumo, o al menos aún representa unas cuotas de ventas no masivas pero en constante crecimiento.

Un mayorista zapatos es también el que trabaja bajo la petición de las necesidades de los puntos de venta directos, cuyos productos se fabrican especialmente por los fabricantes con esta orientación. Igual ocurre con las distribuidoras de los segmentos especializados, en plena transformación desde que decaen notablemente los regalos navideños típicos de estas fechas. Y es que hay tiendas especializadas en determinados modelos o estilos según los gustos de los consumidores.

El sector se ha transformado y renacido de la mano de internet, entorno que le ha dotado de un servicio a domicilio de calzado pensado para regalar. Pero no solamente dedicado al mundo de la empresa, su tradicional cliente, sino al público en general. Siendo a su vez la figura del proveedor dedicado a esta gama, otro distribuidor para añadir a la lista. Con o sin almacén físico, dado que la gestión online permite gestionar los pedidos y tramitarlos al fabricante para que él los envíe, hay empresas que comercializan online solamente.

Así pues, la actividad de una empresa mayorista calzado consiste en la fabricación y/o distribución de los zapatos que demandan los puntos de venta directa. Éstos a su vez, se hacen eco de las últimas tendencias que se presentan en las pasarelas para determinar las propuestas que pueden funcionar en el mercado real. Se establece así un punto de inflexión entre la oferta disponible y la demanda de los consumidores para lograr la satisfacción de ambas partes.