Hoteles en Mallorca para conocer algunas de las playas más hermosas del planeta

por | 12 de julio de 2011

Mallorca constituye de por sí un destino turístico de excelencia, no sólo por los increíbles paisajes naturales que pueden encontrarse en las Islas Baleares, sino por los monumentos históricos que estas peculiares islas conservan. En los últimos años la infraestructura de la industria de la hospitalidad ha crecido de forma exponencial, con la creación de nuevos hoteles en Mallorca que buscan brindar toda la capacidad para alojar a los millones de turistas que año tras año acuden a estas paradisiacas playas. Los operadores turísticos mallorquines han creado algunos circuitos turísticos que llevarán a los visitantes a descubrir bellos monumentos y edificios de cientos de años de antigüedad, que forman parte sustancial de la idiosincrasia mallorquina.

Un lugar que todos los turistas desean conocer es el Castillo de Bellver, el único castillo circular en Europa. Si pensamos en una locación ideal para filmar una película ambientada en la época de las cruzadas o en la edad media, este es el lugar. El mismo fue construido por el rey Jaime II a comienzos del siglo XIV. Dado que está sobre un promontorio a unos 100 m sobre el nivel del mar, desde aquí es posible obtener una bellísima vista panorámica de las costas de la bahía de Palma.

Esta inusual construcción cumple el doble propósito de ser una fortaleza militar y un castillo de verano para la realeza de entonces. En consecuencia, en su interior, cuenta con detalles de gran lujo como una interesante arquitectura gótica, que puede ser apreciada en una arquería compuesta de 21 arcos y 42 columnas octogonales. El Castillo dispone de tres torres circulares, que le dan ese perfil característico. Quien desee ingresar al castillo deberá, como en los cuentos, atravesar un puente sobre un foso, y luego un puente levadizo.

El perfil militar de la construcción está dado por su disposición defensiva, donde las torres jugaban un papel primordial. Además, existe un lugar llamado “La Hoya”, al cual sólo es posible acceder a través de un hueco en la pared que se tapa con una piedra, lo cual viene a confirmar su destino de calabozo.

Desde la altura de las torres se puede apreciar la bellísima Bahía de Palma, con los muchos hoteles en Mallorca que contrastan con su perfil contemporáneo con este lugar que propone un auténtico viaje al pasado histórico de la región.