Eventos deportivos masivos en línea con la nueva seguridad ausente

por | 25 de noviembre de 2010

Uno de los aspectos que ha complicado las celebraciones de los eventos deportivos internacionales en los últimos años ha sido el de la seguridad. Se ha apostado por incrementar los niveles de seguridad, al hilo de las nuevas amenazas, y al mismo tiempo se han insistido en mantener la implicación del público en esos eventos y su disfrute.

Ninguna entidad o empresa organizadora de eventos se plantea desarrollar protocolos de seguridad en la actualidad, que vayan en contra o reduzcan de manera ostensible la satisfacción de unos espectadores convocados para participar de forma activa en un acto en el que el público y el terreno de juego, a través de la electrizante pasión por el deporte, llegan a forman parte del mismo espectáculo.

Los últimos mundiales de fútbol y el incremento de la llamada amenaza asimétrica han obligado mejorar las capacidades de actuación de medios policiales y protección civil para conciliar esas dos prioridades aparentemente poco reconciliables. Seguridad y disfrute del público.

La seguridad se plantea en este tipo de eventos no bajo la coacción de una presencia abusiva de medios policiales, sino como situaciones de seguridad discreta. El infractor, el delincuente debe tener la impresión de que se le vigila, aunque sin saber muy bien como.

Esa es la disuasión que se practica en este tipo de eventos, en los que la televigilancia en los que un control de cámaras exhaustivo es la norma. Las fuerzas de seguridad ven, detectan, sin ser vistas, aunque sí siempre presentidas.

Por otro lado, existe siempre la obligación de los organizadores de acoger a los visitantes de esos eventos deportivos en un ambiente cómodo y de amistad. Y, además, el desarrollo de estas medidas de seguridad preventivas ha de ser suficiente, sin que  resulten en modo alguno intimidatorias para el público y para su participación.

Y es que, también los grandes eventos deportivos internacionales son una oportunidad para mostrar la mejor cara turística de las naciones. Un escaparate promocional y de prestigio para la ciudad o el país organizador. Como muy bien saben las empresas organizadoras de eventos.

Porque, las bondades de su clima traspasan las pantallas de las televisiones y la eficacia organizativa dice mucho del nivel de servicios. El televidente lo ve. Ve unas buenas expectativas de satisfacción futuras, si se elige la ciudad o el país de acogida del evento deportivo como destino vacacional. Una imagen que retrata la publicidad de un mundial o de un gran slam.

Para muchos potenciales visitantes, las ciudades organizadoras de los eventos deportivos aparecen con esos torneos por primera vez en sus mapas mentales y se instalan positivamente en el lugar en el que habitan los deseos por realizar.

Los países que convocan estos eventos de gran transcendencia deportiva se juegan en el envite el prestigio de una marca, que es la de una nación entera. La de la apreciación que tenga sobre el entorno en el que ha disfrutado el aficionado que ha acudido a la cita con el deporte y la percepción que tenga el televidente del evento desde el cómodo asiento de tribuna ante la pantalla de televisión de su casa.

Los eventos deportivos internacionales más importantes los organizan naciones con un gran nivel de desarrollo, u otras que, como aspirantes a su gestión quieren demostrar al mundo que están en vías de establecerse entre los pueblos que son referencia global.

Sin embargo, el nivel de desarrollo no se refiere sólo a la capacidad de sus nacionales para vencer en las competiciones, para demostrar su valía en las soluciones constructivas o tecnológicas del mundo actual que exhiben los acabados de los estadios, sino también en las virtudes organizativas y logísticas de la nación y en una idea representada de la modernidad y del nivel de vida de sus naturales.

Hoy por hoy, el nivel de vida de un país se mide por la capacidad de sus ciudadanos para adquirir bienes de valor y modernos, pero también se mide por sus niveles de seguridad colectiva. Un país capaz de organizar un mundial deportivo, hacerlo con eficacia y con seguridad. Es un país que merece ser visitado.

Acerca de Central Fiestas

En Central Fiestas somos especialistas en la organización de fiestas y eventos, tanto para empresas como para particulares.

Nuestra experiencia nos permite organizar todo tipo de fiestas, tanto despedidas de soltera / soltero, fiestas de grupos, cenas de empresa, cenas de cumpleaños, etc… en todo tipo de temáticas como fiestas en restaurante con ambiente años 80, fiestas en casino con ambiente años 20, fiestas con capea, con paintball, relajantes con spa, picantes y eróticas, con alojamiento en castillo medieval, casa rural, hotel, etc…

Fuente: Novaigrup, Agencia de Marketing Online