Esos flyers

por | 11 de agosto de 2010

Puede parecer que por la palabra que es, nos suene a palabra malsonante o quejas, quizas pequeña nave de la saga de Star Trek, pero nada más lejos de la realidad.
Los flyers, poco conocidos por su nombre pero muy representativos y curiosos en la realidad. Son folletos de pequeñas dimensiones y gramajes reducidos y que se utilizan para transmitir información publicitaria sobre productos y servicios de una empresa.

Un ejemplo claro son los circos cuando vienen a nuestras ciudades. Normalmente utilizan flyers para dar a conocer su espectáculo o empresas que quieren hacer su publicidad y crean calendarios personalizados.

Estos flyers son elementos que pueden encontrarse también incluidos en un mailing. Las empresas de Marketing directo o Marketing promocional utilizan el producto o servicio de forma detallada e ilustrada, destacando las ventajas y las características de la oferta. Su formato o tamaño, varía en función de las necesidades del producto y del desarrollo creativo.

Según la dimensión y plegado del flyer, puede clasificarse en:

– Díptico: Compuesto por una hoja, un plisado y 4 caras
– Tríptico: Compuesto por una hoja, dos plisados y 6 caras
Eventualmente una hoja podría plisarse más veces.

Los flyers, se encuentran dentro de la categoría de folletos, y son pequeños panfletos de reducido tamaño, son muy sencillos para realizar manipulados.

Este tipo de folletos son los que normalmente encontramos repartiéndolos a los clientes que van a pié por las aceras de nuestras calles.

Sin tener en cuenta el número de páginas que tenga, un folleto puede presentar en su formato formas y tamaños muy diferentes, sin dejar a un lado las normas generales de una buena composición.

La parte del flyers que se encuentra en primer lugar es la portada que tiene que ser impactante causando interés en el receptor evitando que lo tire en la primera papelera que encuentre.

Los diseñadores se esmeran en realizar un diseño que relacionen perfectamente unas páginas con otras, evitando de esta forma que pierda el atractivo.
La información que muestran los folletos, es de forma temporal, y suelen incluirse diseños muy atractivos e innovadores, para que el cliente centre su atención en ellos.