Escápate al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, en los Pirineos de Aragón

por | 2 de diciembre de 2013

Para los que nos gusta la naturaleza, escaparnos unos días a alguno de los parques naturales de España es una de las mejores experiencias. Por suerte, en nuestro país contamos con varios parques en los que perdernos en la naturaleza y en unos paisajes únicos.

En pleno Pirineo aragonés encontramos el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Este parque se extiende también por Francia aunque sus valles y laderas más conocidas están en la provincia de Huesca.

Para disfrutar del Parque Nacional de Ordesa es recomendable buscar casas rurales en Aragón que nos permitan disfrutar de un entorno natural para relajarnos y aprovechar nuestra estancia. La altitud máxima del parque está cerca de los tres mil metros de altura sobre el nivel del mar, y su cima más alta, el Monte Perdido, supera los 3.300 metro, convirtiéndose en la tercera cima de toda la cordillera de los Pirineos. Desde lo alto del Monte Perdido se pueden contemplar unas impresionantes vistas del valle por una cara y de los glaciares y las cordilleras por otra.

La naturaleza es la protagonista de este Parque Nacional con más de 1.400 especies de árboles y plantas, muchas de ellas características de la zona, entre las que destaca la Flor de las Nieves, una flor blanca que sólo crece a gran altura. En cuanto a la fauna de Ordesa, cobran especial importancia las especies de buitre negro quebrantahuesos, los urogallos o las marmotas.

La visita al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es obligada para los amantes de la naturaleza. Si practicamos actividades de montaña también encontraremos nuestro sitio en este Parque gracias a las rutas de senderismo y montañismo, además de un sinfín de deportes de montaña como el rafting en aguas bravas con unos rápidos descensos.

Una escapada recomendable en una casa rural en Aragón con la naturaleza como protagonista, en un paraje espectacular en el que descansar y disfrutar al máximo.