El tacón de aguja en la sexualidad

por | 17 de enero de 2017

El tacón de aguja tiene una forma fálica que bien se presta como juguete sexual y además que es muy sensual y hace el pie de las mujeres muy bonito, reproduciendo las mismas curvas del cuerpo. Por este motivo muchos hombres aman sea los pies que los tacones de aguja y adoran besarlos y tocarlos; de la misma manera, el pie tiene muchas terminaciones nerviosas y con tan solo acariciarlo es posible poner a mil una mujer, aunque es mejor usar una pluma o incluso la lengua.

Es por eso que muchas líneas eróticas de España ofrecen el servicio de sadomaso con verdaderas amas muy severas que se divierten mucho con sus esclavos telefónicos. Claro, ni siendo en vivo este tipo de juego sexual es menos invasivo y nadie te va a clavar ningún tacón de aguja por ningún lado o a castigarte “en serio”, aunque es posible que las damas den órdenes a sus esclavos por teléfono y estos tengan que apañárselas de alguna manera. De todos modos sí que son verdaderas amas y sí que llevan puestos los tacones de aguja, de hecho muchos de estos hombres llaman por teléfono aunque sólo sea para escuchar el tic tac producido por estos zapatos y lo que pasa es que incute temor, quizás porque en nuestra mente este ruido recuerda a la maestra que caminaba nerviosa para arriba y para abajo por la clase si alguno de nosotros no se portaba bien o si no había cumplido con sus tareas escolares.

¿Por qué no probar?