El celador clarividente

por | 26 de mayo de 2011

nelson era como se llamaba el vigilante de uno de los mas lujosos centros comerciales de la ciudad, llevaba varios años prestando sus servicios como celador en el turno de la noche, según el, era uno de los mejores celadores de la ciudad por su gran experiencia militar, había prestado el servicio militar obligatorio en su juventud en pasto su tierra natal, también decía con gran orgullo que en sus 10 años como vigilante nunca se había quedado dormido ni siquiera un instante en ninguna de sus jornadas nocturnas.

El administrador del centro comercial se llamaba Mauricio, todos le decían respetuosamente don Mauricio, era un hombre sumamente estricto y tenía fama de malgeniado, en esos días andaba mas malgeniado que de costumbre debido a que tenía que viajar a la capital a hacer el rendimiento trimestral de cuentas, a presentar el balance de perdidas y ganancias del centro comercial y a llevarle unos contratos a su jefe para su revisión.

Estando en su apartamento revisando los documentos que debía llevar a bogotá se dio cuenta que los contratos se le habían quedado en la oficina del centro comercial, miró el reloj y eran las 10 de la noche, su vuelo salía a las 7 de la mañana, refunfuñando y maldiciendo por haber olvidado los documentos se encaminó hacia su oficina, al entrar lo recibió nelson con cara de preocupación diciendole- don Mauricio de por dios no viaje a bogotá, don Mauricio que andaba de un genio de los mil demonios le dijo- usted es que se volvió loco? como que no viaje a bogotá! el vigilante tartamudeando le dice- no viaje don mauricio lo que sucede es que yo me soñé que el avión donde usted viajaba se accidentaba y todos los pasajeros morían, por favor don Mauricio no viaje a bogotá hágame caso, el administrador visiblemente ofuscado se le queda mirando y le dice- y usted cuando carajos se soñó eso? -anoche don mauricio. – con que anoche no? -pues queda despedido por dormir en horas de trabajo le dijo fulminantemente.el celador clarividente