Economía y beneficios: cómo actúan las empresas

por | 14 de junio de 2011

La economia del país está francamente deteriorada. En realidad la crisis económica es mundial así que no es solo cosa de España, pero está claro que hay en países que se está cebando más que en otros y España se encuentra en el vagón de los primeros: el aumento del paro, de la deuda pública, el colapso de la construcción, el cierre de empresas, los ERES… Son todos elementos que hacen de la economía española un trozo de madera a la deriva.

Sin embargo, también hay que reseñarlo, no todos los sectores están igual de tocados, ni todas las empresas se encuentran en la misma situación. Las hay mejor que otras.

Algunas, por su mala situación o por guardar la ropa, deciden reducir plantilla o dar menos beneficios a sus accionistas para así tener un pequeño (o grande) colchón por si vienen mal dadas.

Otras empresas, al contrario, bien porque no piensan en el futuro o porque consideran ser lo suficientemente fuertes para soportar el vendaval, prefieren seguir dando amplios beneficios a sus accionistas.

Además, sin necesidad de devanarse mucho la cabeza, esta última opción tiene un beneficio adquirido. Es fácil pensar que una empresa que da beneficios es porque su economía es estable, siendo entonces una buena opción a la hora de invertir en ella. De esta forma, dicha empresa probablemente obtenga más capital para seguir creciendo.

Por supuesto, tomar esta vía sin tener la suficiente solidez económica puede acabar en un auténtico desastre.

Así que tengan cuidado dónde invierten, que igual están cayendo en una trampa fatal.