Detrás de lo mejor, lo mejor

por | 7 de marzo de 2011

A día de hoy, la competitividad se traduce en otorgar los mejores bienes y servicios garantizando una calidad excepcional y unos precios capaces de competir en el mercado. Por este motivo, todos los fabricantes y corporaciones en general deben disponer de los mejores equipos de medición, entre los que no puede faltar un buen calibrador de procesos de última tecnología. Si tu trabajo está ligado a la industria de procesos, no puedes prescindir de las últimas novedades, productos desarrollados para dar la mayor optimización a las tareas de procesos. Dentro de la gama de los calibradores, podrás encontrar subtipos en función del objeto que se ha de trabajar, como de procesos multifunción, temperatura, de lazo y documentadores. Toda esta gama de productos ha sido diseñada para trabajar de forma absolutamente segura en contextos de comprobación de instrumentos que estén instalados en zonas de procesamiento donde, por ejemplo, se pueda dar la existencia de gases explosivos, entre otros.

            Por su parte, la pinza amperimétrica facilita el funcionamiento de dichos procesos. Si la tarea se inserta dentro del entorno industrial, la pinza deberá ser lo suficientemente grande y potente para realizar las actividades en cuestión. Por ejemplo, para los casos de medición de calidad eléctrica, el instrumento destinado a  monitorizar las cargas electrónicas debe reunir un analizador y un registrador de calidad y una pinza en un solo producto. A través de éste, se podrá proceder al análisis de armónicos. Diseñado para demostrar inmunidad EMC,  el ruido de alta frecuencia se ve eliminado por su filtro, y se pueden realizar medidas CC sin tener que desconectar el circuito. Gracias a las innovaciones del mercado, ahora esto es posible.