Descubrir Navarra

por | 2 de octubre de 2010

La Comunidad Floral de Navarra está ubicada al norte de la Península Ibérica, en un lado privilegiado que le posibilita fusionar gran   de climas y relieves. La zona se divide en la montaña septentrional (con el Valle de Baztan que se explaya rodeado por montañas y pueblos que albergan palacios y torres del medioevo), la   media (Dominio de suaves relieves y valles) y la Ribera (paisaje caracterizado por las llanuras). Según dicen, el nombre “Navarra” podría ser un derivado del palabra “naba” que significa tierra llana envuelta por montañas.

El clima de Navarra tiene influencias oceánicas y montañosas (copia de lluvias) y mediterráneas (veranos sumamente secos y cálidos).

Navarra contiene muchísimos zonas naturales, como la Reserva Integral de Lizardoia, el Parque Natural de Bértiz y hermosos paisajes en los pueblos del Pirineo, perfectos para   deportes de montaña. Asimismo se destacan los valles cantábricos del Norte de Navarra, un motivo muy apacible de costumbres muy enraizadas, con un patrimonio cultural riquísimo y multiplicidad de bellos paisajes para disfrutar. Los   verdes abundan en esta  , los Parques de la Media Vitral y la Taconera, el Parque Natural de Urbasa y Andía (al oeste de Pamplona), el Manantial de Arteta, el Monte de Santo Cristóbal, son solo algunos de los muchos enclaves de gran atractivo turístico.

Pamplona, la caudal de Navarra, cuenta con un patrimonio histórico cultural amplísimo. Por las calles, plazas y lugares de su casco histórico se pueden apreciar monumentos, iglesias y murallas de la Antigüedad Media.

El patrimonio cultural de Navarra es muy rico, ejemplo de ello son sus costumbre populares, sus artesanías y fiestas típicas. Entre ellas, las fiestas de San Fermín son las más famosas a nivel internacional, se realizan en Pamplona del 6 al 14 de Julio y fueron declaradas de Interés Turístico Internacional. Asimismo están los pintorescos y atractivos Carnavales Navarros.

Los viajes a la zona de Navarra son muy frecuentes adecuado a que hay una villa medieval ubicada a 24 kilómetros de Pamplona, en la que se juntan las dos vías principales del Camino de Santiago (ruta que recorren los peregrinos de toda Europa para ascender a la ciudad de Santiago de Compostela), que proveniente de Francia ingresa en tierras españolas hasta resistir a Roncesvalles. El deambular permanente de peregrinos se vuelve parte del paisaje de la villa mientras dura la peregrinación.

La gastronomía de Navarra, es único más de los  atractivos turísticos con que cuneta este espacio. La misma, goza de una muy buena popularidad; se basa en productos naturales realizados de acuerdo a las viejas costumbres tradicionales, al igual que en todo el norte de España.